Guadalajara, Jal. Como parte del Fondo Verde que el gobierno de Jalisco operará a partir del 2017 para destinarlo al combate de la contaminación atmosférica y mitigar los efectos del cambio climático, las multas para los automovilistas que no cumplan con el programa de verificación vehicular aumentarán más de 100% a partir del próximo año.

Actualmente la sanción económica para un automovilista que no verifique su automóvil es de 700 pesos; a partir del 1 de enero la multa mínima será de 1,460 pesos, misma que no podrá ser condonada, y además se aplicarán recargos.

Es en relación con tu terminación de placa el mes que te toca (verificar). Si nosotros nos diéramos cuenta de que (la placa) 01 no verificó en enero, entonces la multa tendría que ser automática en el siguiente mes que tu placa dejó de ir a verificar; se automatiza , explicó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía.

Enfatizó que al ser automatizada la sanción, los agentes viales ya no serán los responsables de levantar las infracciones correspondientes, sino que aparecerán en el sistema tal como aparecen ahora las fotoinfracciones.

Según la iniciativa aprobada por el Congreso local en octubre pasado y publicada en el Periódico Oficial del estado de Jalisco en noviembre, el fondo ambiental se conformará asimismo por los recursos que el gobierno estatal captará por la concesión de verificentros y los contratos para adquirir el software para operarlos por un plazo de 10 años.

Pierde objetivo inicial

La administración de dicho fondo se hará a través de un fideicomiso con un comité integrado por representantes de las secretarías de Medio Ambiente, Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), una universidad, la Junta de Coordinación Metropolitana y una organización de la sociedad civil.

En tanto, el consejo consultivo lo integrarán cinco miembros del gobierno del estado, de las secretarías de Medio Ambiente, Finanzas, Movilidad, Innovación y Salud.

Al respecto, la titular de la Semadet anticipó que a partir de enero la dependencia buscará que el Congreso local retome el objetivo inicial del Fondo Verde con una mayor participación de organizaciones de la sociedad civil, entre ellas, fondeadoras que atraigan recursos privados de manera que el fondo sea una herramienta financiera que sirva para apoyar proyectos ambientales.

De acuerdo con la funcionaria, la aprobación de un consejo consultivo integrado mayoritariamente por dependencias de gobierno no cumple con el objetivo inicial del fondo ambiental, por lo que la Semadet traerá a representantes del Banco Mundial para que expliquen la importancia de la conformación del comité y el conejo consultivo.

Ruiz Mejía manifestó que un consejo formado en su mayoría por representantes de gobierno no dará certidumbre a los inversionistas privados y el fondo no podrá captar recursos internacionales.

[email protected]