La especulación del precio de la tierra es uno de los principales desafíos que enfrentan los desarrolladores en busca de superficie disponible, tendencia que vislumbran se mantenga para los próximos diez años.

Grupo Inmobiliario Kiva es una de las firmas con crecientes aspiraciones en el estado, donde plantean establecer un punto de expansión hacia el Bajío; sin embargo lo que han encontrado es una alta especulación.

El director de Kiva en Querétaro, Alejandro Ramírez, vislumbró que en los últimos cuatro años han observado esta alza en el precio de la tierra, la cual podría no ceder en el mediano y largo plazo.

Hemos visto que en los últimos 3-4 años la plusvalía que han tenido los terrenos ha sido alta, creemos que va a seguir creciendo, pero va a llegar a un techo, aun así en los próximos por lo menos siete o 10 años va a seguir incrementando , declaró.

Planes y regulación

Para el director general de Kiva, Jaime Flores, es fundamental regirse bajo los planes de desarrollo urbano, determinando las áreas para uso de suelo comercial, habitacional o industrial, a fin de evitar encontrarse con los altos precios de la especulación de tierras.

Aquí lo que hemos visto es que evidentemente se ha plusvalizado, pero también hay especulación, todo este crecimiento que genera una ciudad inmediatamente lo que detona es la especulación de los precios (...) y si regulan los usos de suelo, finalmente los usos de suelo van a determinar esos valores, porque el suelo vale por lo que vas a hacer encima , expuso el empresario.

Flores añadió que pese al precio de la superficie, la plaza queretana sigue siendo atractiva para la firma, dado que proyectan establecer seis desarrollos mixtos en la entidad, que representan una inversión de 2,800 millones de pesos de capital nacional.

Además del costo de la tierra, expuso, resulta preocupante el valor del agua, dado que es un recurso cada vez más escaso en el territorio.

Entonces, yo creo que es algo normal (el alza en el costo de la tierra), pero para nosotros todavía es una plaza que tiene mucho para dónde hacerse, hay tierra todavía, cada vez más cara; el tema del agua es un tema importantísimo, en Querétaro eso tiene un alto costo, sí existe disponibilidad, pero es alto el precio que tienes que pagar , consideró.

Alternativas

Ante este panorama, la firma ha optado por negociar la compra de la tierra, buscando pagar el costo de los predios con base en el uso de suelo que prevén darle, aunó el socio de la firma, Yamil Pérez.

viviana.estrella@eleconomista.mx