En los últimos 10 años, las demandas de divorcio se incrementaron hasta en 80%, explicó la magistrada de la Primera Sala Civil, Marisela Sandoval López, quien detalló que en Querétaro ya no es necesaria la causal de divorcio para solicitar la disolución del vínculo matrimonial.

Esto, como parte de las reformas aprobadas en el Congreso y publicadas en La Sombra de Arteaga en diciembre, donde se simplifican trámites dentro del Código de Procedimientos Civiles del estado; con esta medida, se suma a entidades como Michoacán, Chihuahua y Ciudad de México, donde se ha transformado el procedimiento que realizan los jueces familiares.

Se establece que la prestación de divorcio, propiamente dicha, es a la mera solicitud de uno de los cónyuges. Ésta se decretaría prácticamente de manera inmediata, en el auto de estudio de los presupuestos procesales, que es inmediatamente después de que se presenta la demanda; se emplaza, se contesta, se decreta la disolución del vínculo matrimonial y se ordena la inscripción al registro , exclamó.

Se ha tenido un crecimiento exponencial en las demandas de divorcio que se tramitan en los juzgados familiares, lo que ha derivado que se realicen hasta 30 demandas diarias.