El presidente de la Unión de Secretarios de Turismo de México (Asetur), Luis Humberto Araiza López, aseguró que a pesar de la fragmentación dentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el surgimiento la Alianza Federalista, “el sector turístico no debe dividirse, por el contrario, debe estar más unido para enfrentar el Covid-19”.

En entrevista con El Economista, el también secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur, indicó que esta fragmentación entre entidades federativas por la distribución de recursos federales no afectó a los secretarios de Turismo ni su estrategia por la recuperación del sector.

“No repercutió. Es uno de los temas que quiero dejar en el tintero al nuevo presidente (de Asetur) que se elija. Debemos seguir muy unidos pese a que haya discordancia con algunas señales del gobierno federal contra los estados. El tema turístico debe ser general para todos, está comprobado que el turismo trae bienestar y riqueza a todo México. Debemos estar por encima de cualquier diferencia que pueda surgir”, reiteró.

Expuso que se necesita unidad entre los secretarios y toda la cadena de valor por los retos que se vienen, entre los que destacan: recortes presupuestales para el 2021, eliminación de fideicomisos, problemas de liquidez de algunas aerolíneas y el peligro de que los estados regresen al color rojo del semáforo epidemiológico.

Araiza López señaló que la prioridad debe ser la unidad y que todos los estados hagan valer sus protocolos sanitarios y certificaciones, para que así se puedan establecer los tiempos claros de recuperación; uno de los escenarios para la industria turística es que podría restaurarse hasta el 2022.

“Ahorita no hay mejor promoción turística que enviar señales de confianza, diciéndole al mundo lo que estamos haciendo en materia de bioseguridad”, ahondó.

Sobre las estrategias de reactivación que deben seguir las entidades, recalcó que confía en las alianzas regionales, “pero también cada una debe aprovechar su vocación”.

Los estados que dependen del turismo internacional, mencionó, deben seguir trabajando para ir por este mercado, “aunque siempre haciéndolo de forma responsable y cuidando los protocolos sanitarios.

Sin dejar de reconocer el apoyo del gobierno federal, el secretario consideró la necesidad de generar nuevos paquetes contracíclicos para los estados y su sector turístico.

Precisó que hasta ahora se mantiene el pronóstico sobre el impacto a la industria, de que el PIB turístico del país cierre con una caída de 50%, “esperamos que las expectativas no aumenten, si hay cierre aumentaría, pero sí se respetan los protocolos podríamos dar el revés”.

El presidente de la Asetur manifestó que durante su gestión, la cual terminará el próximo 18 de noviembre, estuvo al pendiente de cómo les fue a los estados del país bajo la crisis sanitaria, donde se notaron los diferentes mecanismos de apoyo con los que cuenta cada entidad.

Recuento de acciones

Al recordar su gestión como líder de Asetur, Luis Araiza detalló que fueron tiempos complicados por la llegada de la pandemia, pero entre los logros destaca la creación de protocolos sanitarios y sellos de certificación.

“Desde el año pasado que comenzó mi periodo presentamos un plan maestro que consistió en cuatro grandes ejes: fortalecer la estrategia de promoción conjunta con los estados, mejorar la percepción de México en el exterior, hacer alianzas estratégicas para la recuperación y representar a los secretarios de Turismo ante autoridades federales y el Poder Legislativo”, concluyó.

estados@eleconomista.mx