Con la aprobación del Congreso del estado, Coahuila cuenta con la nueva Ley Estatal de Turismo, la más vanguardista al norte del país, un nuevo conjunto de normas que tiene como base a la Organización Mundial del Turismo y a lo establecido en la Ley General de Turismo.

La secretaria de Turismo y Desarrollo de Pueblos Mágicos en la entidad, Guadalupe Oyervides Valdez, reconoció al grupo parlamentario por escuchar a la cadena de valor y aprobar la nueva ley, con la que no sólo se busca un cambio de reglas, sino lograr un verdadero desarrollo integral de todas y cada una de las regiones del estado y de los Pueblos Mágicos.

Destacó que esta ley responde a la transformación mundial que el turismo ha experimentado en los últimos 30 años, una normativa que surge como resultado de la sinergia de trabajo entre el sector turístico y el gobierno del estado.

“Esta ley plasma las necesidades y demandas más prioritarias, como la de generar las condiciones óptimas para salvaguardar la inversión privada actual en materia turística, cuyo monto asciende a más de 1,200 millones de pesos, misma que nos permite hablar de un crecimiento de 1,447 cuartos de hotel, comprometiendo más de 2,500 empleos”, detalló.

Resaltó que en la nueva propuesta de normativas se establece una similitud de circunstancias entre los prestadores de servicios de hospedaje y las plataformas digitales de pernocta, como la conocida Airbab.

“Hoy todos deberán cumplir la ley. En Coahuila tendremos ‘piso parejo’ para todos; con la aprobación, nos apegaremos a una nueva ley adaptada a la realidad actual y con perspectiva hacia el futuro”, destacó.

Señaló que en el proceso de modificación hay diversos ordenamientos administrativos y jurídicos, luego de la creación de la Secretaría de Turismo en diciembre del 2018, pues se vio la necesidad de realizar una reforma a la Ley Estatal de Turismo del Estado de Coahuila de Zaragoza.

Oyervides Valdez dijo que la ley de turismo anterior era de hace una década, y las condiciones no sólo sociales sino económicas de la entidad y el país se han modificado, por lo que fue preciso establecer nuevas reglas con una perspectiva hacia el futuro, que contemplaran la protección de los recursos sociales y turísticos locales, que considerara a las empresas proveedoras de servicios turísticos consolidadas y fuertes para afrontar los retos del mercado actual y el fortalecimiento de las instituciones de gobierno turísticas, encaminado a la posibilidad de regular, fomentar el crecimiento ordenado, la mejora continua y la competitividad de tan importante sector.

Oyervides Valdez agregó que entre los puntos que contempla la nueva normativa resaltan algunos que pueden ser de gran aportación para el desarrollo turístico y económico del estado, como la profesionalización y el fomento de la coordinación interinstitucional, con lo que se establecerán las reglas de organización de las instituciones y fomentando la participación ciudadana, asimismo disponer las bases para la planeación y el crecimiento ordenado del sector turístico.

Además, la funcionaria afirmó que la iniciativa da la pauta para la diversificación de la oferta turística, ajustando su contenido a la realidad actual del estado y los atractivos turísticos que le caracterizan, como el turismo enológico, de gran auge en las regiones vitivinícolas de Coahuila, o el turismo de aventura, en el que se incluye el tesoro paleontológico local y en segundo término generan las condiciones necesarias para garantizar el acceso de todas las personas a esa oferta desde una perspectiva humanista y procurando una industria comprometida con el derecho humano del libre y sano esparcimiento, señaló.

Aclaró que en esta ley no se deja de lado la vigilancia del estado sobre los proveedores de servicios, pues es obligación de las autoridades velar por el bienestar de los turistas y fomentar una industria turística confiable. En ese sentido, se disponen derechos y obligaciones de turistas y prestadores de servicios.

Consejo

La secretaria detalló que en el apartado relativo al Consejo Estatal de Turismo, se le reconoce como un ente que permite la participación ciudadana activa dentro de la conformación y elaboración de políticas y estrategias en materia turística, lo que garantiza la transparencia en la implementación de las acciones de gobierno y permite que las entidades públicas accedan de forma directa a las necesidades de la sociedad, relacionadas con la cadena de valor.

Destacó que en la nueva ley de turismo se contemplan conceptos de vanguardia en materia turística, definiendo las bases para la regulación del hospedaje a través de plataformas digitales, siempre con el propósito de fortalecer las herramientas de protección de los turistas ante eventuales abusos de los proveedores, y en un claro afán de cumplir con la función del estado como garante la seguridad de los visitantes en todos los aspectos.

“Con esta nueva ley de turismo pretendemos crear instituciones profesionales, una industria turística competitiva y reconocer que tanto proveedores como turistas tienen derechos y obligaciones, que se puede convertir a Coahuila en un referente del turismo nacional e internacional, y se puede lograr bajo criterios innovadores, como la competitividad y sustentabilidad turísticas que garanticen un futuro económicamente próspero para la sociedad coahuilense, respetando su identidad cultural y transmitiéndola de la mejor”, indicó.

Con esta ley y con el adecuado seguimiento de sus objetivos, la diversificación de la oferta y la profesionalización de la estructura turística desde las aristas de competitividad y sustentabilidad ya mencionadas, propiciaría a la entidad un sector turístico sano y económicamente alentador, con capacidad de autosuficiencia y generador de desarrollo, pero sobre todo con la posibilidad de ofrecer para el turista una experiencia de vida satisfactoria y a la altura de sus más grandes expectativas, finalizó.

[email protected]