La administración del municipio de Cadereyta anunció que en los siguientes meses recortará el número de funcionarios de la alcaldía, derivado de la aprobación de la reforma hacendaria.

Las reformas hacendaria y financiera obligan a que a algunos trabajadores que no estaban dentro de la nómina, pero que estaban trabajando por medio de un contrato temporal los tenemos que subir a la nómina , explicó el alcalde, Rodrigo Mejía Hernández. Sin embargo, a decir del alcalde, la nómina no tiene la capacidad de soportar las prestaciones que generarían los empleados contratados de forma temporal.

Estamos haciendo un análisis. En estos días vamos a tener un resultado y, desafortunadamente, algunas personas van a tener que abandonar sus espacios , anticipó.

En el corto plazo, agregó, se creará nueva infraestructura en Cadereyta, la cual los obligará a recontratar a estos trabajadores; por lo que confían en que quienes sean despedidos puedan encontrar un espacio después.

PRESUPUESTO 2014

Respecto al presupuesto del municipio para el 2014, Mejía Hernández dijo que el principal problema de la demarcación radica en que no ha logrado incrementar su recaudación de impuestos a la misma velocidad que las necesidades de su población.

Explicó que la mayoría de sus comunidades se encuentran en regímenes ejidales o comunales y no tienen la obligación de hacer el pago, de manera que les genera un problema, debido a que éstas crecen, pero no la recaudación.

lourdes.duran@eleconomista.mx