Fitch Ratings subió la calificación de la calidad crediticia del municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, a “BBB+” desde “BBB”. La perspectiva es Estable, señala un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

El alza se debe a que el ahorro interno se ha fortalecido gradualmente y alcanzó un nivel superior a 7% sobre sus ingresos fiscales ordinarios en el 2017. Lo anterior, junto con un manejo mucho más mesurado del financiamiento bancario a corto plazo, ha permitido indicadores de sostenibilidad más robustos.

Además, añade la calificadora, el municipio ha reducido el monto de pasivo circulante, lo cual ha mejorado la posición de liquidez. Por lo tanto, los indicadores de desempeño presupuestal y liquidez de Atizapán de Zaragoza están en línea con pares calificados en “BBB+”.

Fitch acentúa que la demarcación presenta fortalezas en su capacidad recaudatoria y un nivel bajo de endeudamiento de largo plazo con proyecciones de pago de su servicio manejables gracias a términos y condiciones favorables. Además considera la ausencia de contingencias en materia de seguridad social y su importancia económica a nivel estatal.

La calificación está limitada por un ahorro interno restringido por gastos crecientes en seguridad pública y de política social, así como por los descuentos de gran parte del Fondo IV del Ramo 33 que le corresponde al municipio debido al desempeño financiero y operativo débil del organismo de agua. Esto, en conjunto con una proporción reducida de recursos etiquetados para obra, incide en que los indicadores de inversión del municipio sean bajos. Atizapán presenta una posición de liquidez débil ante un nivel de pasivo circulante todavía alto.

Asimismo, mantiene una eficiencia recaudatoria destacable, puesto que sus ingresos propios representaron 39.1% de sus ingresos totales en el 2017. También demuestra una flexibilidad para aumentar los ingresos, ya que los propios incrementaron 14.9% y las participaciones lo hicieron en 18 por ciento.

El año pasado continuaron las retenciones o descuentos del F-IV del Ramo 33 para el pago de adeudos de Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Atizapán y ascendieron gastos relacionados con seguridad pública (C4) y en subsidios y apoyos. Para el 2018, Atizapán continuará enfocando su política de gasto en seguridad pública y apoyos sociales. Fitch prevé que los márgenes operativos se mantengan en un rango adecuado.

La agencia modificó la tendencia a Positiva desde Estable del factor de deuda y liquidez cuyo estatus es Neutral debido a la mejoría de la posición de liquidez impulsada por el segundo ejercicio consecutivo con balances fiscales positivos.

“Un incremento significativo en los niveles de endeudamiento o en el pasivo circulante así como un deterioro en sus márgenes operativos podrían presionar negativamente la calificación”, agrega.