París.- Las ventas mundiales PSA Peugeot Citroen cayeron 4.9% en 2013, de nuevo un mal año para el fabricante de automóviles francés que ha tenido que resignarse a que el Estado y su socio chino Dongfeng entren pronto en su capital para ayudarle a superar el bache.

El principal fabricante de automóviles francés vendió el año pasado 2.8 millones de coches y vehículos utilitarios ligeros, anunció este lunes en un comunicado.

Es el tercer año consecutivo que caen las ventas, después del récord de 2010 en que vendió 3.6 millones de unidades. En 2012, el fabricante registró unas pérdidas sin precedentes de 5,000 millones de euros.

No obstante, la tendencia se revirtió en el cuarto trimestre del pasado año "con un aumento del 4% de las ventas de vehículos montados", sin contar las ventas de coches en "kit".

Europa ha sido el peor mercado, con un repliegue de 7.3%, a 1.63 millones de vehículos vendidos, por lo que su cuota de mercado también mermó del 12.7% al 11.94%, pese a que esperaba remontar el 13 por ciento.

En Rusia, sin una oferta adaptada, las ventas del fabricante francés se hundieron 22%, muy por encima del conjunto del mercado (5.5 por ciento).

El grupo también suspendió sus actividades hace casi dos años en Irán, lo que suponía una salida importante, en particular para los coches "en kit", ensambladas in situ por su socio local. La consecuencia es que las ventas de piezas pasaron de 145,000 unidades en 2012 a 1,100 el pasado año.

En cambio, PSA vendió un 26% más de vehículos, 557,000, en el mercado chino que el año anterior y espera crecer 10% en 2014.

"China es el segundo mercado para PSA Peugeot Citroen después de Francia", subraya la compañía.

En América Latina, el fabricante vendió 303,000 unidades, 7% más que el año anterior, y en el resto del mundo crecieron cerca del 12%, a 267,000 vehículos.

La proporción de las ventas realizadas fuera de Europa subió 38% en 2012 y 42% en 2013.

El consejo de vigilancia validó el domingo la entrada de dos nuevos accionistas para ampliar su capital en unos 3,000 millones de euros, dijeron a la AFP fuentes cercanas al caso.

Según el diario Les Echos, estos nuevos accionistas se harán con una participación del orden del 14% cada uno. La familia Peugeot, que cuenta actualmente con el 25.4%, aportará un centenar de millones de euros para mantener también el 14% tras esta ampliación de capital.

Ventas Peugeot

mac