El presidente estadounidense, Donald Trump, evidenció aún más su contradicción en los mensajes que ha dado sobre los impuestos fronterizos, la política cambiaria de China y el comercio internacional.

Durante una reunión en la Casa Blanca, Trump dijo este lunes a directores de empresas que impondrá un impuesto a los negocios que muevan operaciones de producción fuera de Estados Unidos y luego envíen productos de vuelta a ese país.

La semana pasada, Trump descartó que su gobierno vaya a imponer una Tasa de Ajuste Fronterizo (BAT) que no permita deducir el costo de las importaciones y sí el de las exportaciones, y en lugar de ello anunció que otorgará créditos para incentivar las exportaciones.

He oído (a Trump) específicamente decir: si las empresas quieren mover sus empleos, vamos a establecer específicamente un arancel sobre ellos , mencionó Steven Mnuchin, en una audiencia en el Senado para ratificarlo como Secretario del Tesoro. Creo que es algo que hay que mirar, y no creo que sea un plan que entre en acción , agregó.

Desde su campaña a la fecha, Trump ha dicho que elevaría los aranceles a las importaciones, luego que aplicaría un impuesto fronterizo (no se ha definido si estaría vinculado al IVA o al ISR) y posteriormente expresó que esta última medida era complicada de instrumentar, por lo que se inclinaría por dar incentivos a las exportaciones.

Este lunes volvió a ser confuso en su planteamiento: Alguien diría: ‘Oh, Trump va a fijar impuestos’. No voy a gravar, no hay impuestos, ninguno en absoluto (...) Sólo quiero decirte: Todo lo que tienes que hacer es quedarte, no te vayas, no despidas a tu gente en los Estados Unidos, tenemos a las mejores personas .

La semana pasada, Wilbur Ross, nominado a ser secretario de Comercio estadounidense, declaró que las amenazas de Trump de poner un impuesto de 35% a la importación han impactado a las economías de México y Canadá en forma negativa, favoreciendo a Estados Unidos ante la renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En la misma reunión con directores generales, Trump criticó a los países extranjeros por erigir barreras a las exportaciones estadounidenses y no participar en el libre comercio .

Mnuchin opinó también en el Senado que China no está manipulando actualmente su moneda, una posición contraria a la promesa de la campaña de Trump de que, en su primer día como presidente, se dirigiría a su Secretario del Tesoro para etiquetar a China como un manipulador de moneda.

El lunes el dólar se depreció, según analistas, como consecuencia de una decepción de los participantes del mercado con respecto a que no cuentan con información clara sobre la estrategia económica que implementará Trump durante los próximos cuatro años.

GM, Ford y FCA, convocadas

Mantendrá hoy encuentro con directivos de empresas automotrices

El presidente Donald Trump desayunará con los principales ejecutivos de General Motors, Ford Motors y Fiat Chrysler para seguir presionando por la creación de puestos de trabajo en Estados Unidos.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump escuchará sus ideas sobre cómo pueden trabajar juntos para devolver más puestos de trabajo al sector .

Trump ha criticado a las automotrices por ensamblar autos en México y otros lugares y ha amenazado con imponer un arancel de 35% a los vehículos importados.

Las empresas han reaccionado a las críticas de Trump y anunciaron planes para elevar la inversión y la creación de empleo en Estados Unidos. El político hizo del ataque a la inversión de Ford en México uno de los pilares de su campaña; además, hizo extensiva su amenaza a automotrices de otros países como Toyota o BMW, quienes ratificaron su compromiso con sus operaciones en Estados Unidos, pero aseguraron que sus planes en México no se modificarían. (Con información de Reuters)

[email protected]