En la actual crisis por el Covid-19 se ha avanzado en la homologación mundial de protocolos para un retorno seguro a las actividades del sector de viajes y turismo, pero, contrarreloj, aún falta mucho por hacer para una coordinación efectiva de los gobiernos nacionales y subnacionales que permita una reactivación rápida para mitigar lo más posible la pérdida de empleos, afirmó Gloria Guevara, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Han transcurrido ya seis meses del inicio de la pandemia y, desde el principio, el WTTC estuvo atento a la elaboración de unas reglas comunes para una operación turística segura después de los períodos de cuarentena en cada país y, a través del diálogo con gobernantes y ministros, ha logrado que se vayan reconociendo en distintas jurisdicciones, lo cual permitirá dar confianza a los viajeros de que viajar nuevamente es seguro y de que sus traslados no se verán interrumpidos por las diferencias en los requisitos de viaje de los diferentes países.

Respecto de las últimas crisis del sector, Guevara Manzo destacó que, en el caso de la crisis sanitaria del 2009, detonada por la pandemia del virus AH1N1, está el ejemplo a seguir, pues la recuperación tomó 18 meses en promedio gracias a la coordinación.

“En ese entonces se creó el G20, se creó una plataforma donde se permitió esta coordinación público-privada y entre países se definió una agenda sobre qué y cómo se tenía que hacer. Hubo liderazgo, se pusieron de acuerdo y nos recuperamos muy rápido. El impacto en el turismo fue de 18 meses”, dijo Guevara Manzo.

Por el contrario, durante la crisis de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, aseveró, “no hubo coordinación, cada país vio para adentro, cada uno implementó sus protocolos de seguridad. Impactamos la confianza del viajero. En los primeros vuelos que salieron tras los atentados, las revisiones eran minuciosas y generaban un sentido de inseguridad tremendo; en suma, tardamos en recuperarnos unos cuatro años y medio”.

Con esa lección a cuestas, el WTTC ha sumado a diferentes gobiernos en la homologación de los protocolos, que incluyen medidas de desinfección, uso de material sanitizante, monitoreo y trazabilidad de casos sospechosos de contagio de Covid-19, reconocimiento de pruebas rápidas, entre otras.

El no tener medidas comunes, alertó la también ex secretaria de Turismo de México, ha costado ya perder semanas preciadas para dinamizar la recuperación del turismo.

“Hay un ministro (de turismo) en Asia que me decía que ‘es increíble que entre nosotros mismos ni siquiera aceptamos las pruebas de detección de Covid-19 de nuestros propios vecinos’. Por eso es por lo que perdimos semanas (en la reactivación), porque cada país quiso inventar su propia prueba”, aseveró la ejecutiva mexicana.

Con todo, Gloria Guevara rescata el hecho de que los gobiernos estén cada vez más conscientes de este problema y la necesidad de solucionarlo. “Yo creo que estamos un poco más optimistas porque ya vieron en qué se equivocaron y esperamos que más adelante no cometan el mismo error”, añadió.

Sin ir más lejos, en México, el WTTC ya cosecha éxitos con la adopción de sus estándares en los estados de Quintana Roo y Baja California Sur, entidades a las que el Consejo ha otorgado su “Sello de viaje seguro”, por alinearse con las medidas.  Al citar estos ejemplos, Gloria Guevara explicó que fueron, de hecho, estos gobiernos quienes buscaron al WTTC para obtener la “estampa” (que no certificación, aclaró), ciertos de que su obtención les permitirá dar confianza a los viajeros,

“Los gobiernos nos pidieron usar la estampa, en un principio les dijimos que no porque eran para el sector privado. Pero nos pidieron usarla para homologarlos, y al final el objetivo es recuperar la confianza del viajero, asegurarle al viajero que estamos haciendo hasta lo imposible para reducir el riesgo. Había cinco destinos que estaban muy avanzados, entre esos Quintana Roo y fue por eso por lo que les dimos la estampa”, explicó.

Agregó que, de parte del sector privado, las asociaciones hoteleras están muy avanzadas en la implementación de los protocolos y destacó que es fundamental que los gobiernos se apeguen a un solo estándar. “Lo importante aquí es que los gobiernos no definan nuevos protocolos que perjudiquen la recuperación”, dijo.

[email protected]