Las facilidades administrativas en materia de simplificación tributaria, anunciadas por el presidente Felipe Calderón, fortalecerán el camino hacia un entorno de negocios más eficiente, destacó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Además, darán a la actividad productiva mayores facilidades para desarrollarse eficientemente y elevar la competitividad, considera en su publicación semanal 'Análisis económico ejecutivo'.

De acuerdo con las cinco medidas publicadas en el Diario Oficial el pasado 30 de junio, se elimina la declaración mensual del Impuesto a Empresarial Tasa Unica (IETU) y a partir de ahora sólo se declarará una vez al año.

En materia del Impuesto al Valor Agregado (IVA), se elimina la obligación de presentar la información al concluir el año, manteniendo sólo la declaración mensual.

También se elimina la obligación de dictaminar los estados financieros, tanto para fines fiscales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), como para el cumplimiento de las obligaciones ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Además, se permite a los contribuyentes con saldo a favor del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) obtener la devolución sin la necesidad del dictamen de un contador público.

De la misma forma, se amplía de dos a cuatro años la vigencia de la Firma Electrónica requerida para los trámites tributarios.

Para el CEESP, con ello se prevé que el tiempo que los contribuyentes dedican al cumplimiento de sus obligaciones fiscales se reduzca en 40%, lo que se estima representaría ahorros por unos 15 mil millones de pesos para los contribuyentes.

'Esto deberá contribuir significativamente a mejorar la posición en el ranking mundial del país en materia de competitividad, lo cual se reflejará paulatinamente en mayor confianza de los inversionistas y en un aumento de los flujos de inversión que estimulen un mayor crecimiento y generación de empleos', anticipó.

El organismo de investigación del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) precisa que la competitividad entendida como una ambiente de negocios, en donde las empresas se pueden desarrollar eficientemente, es un enorme atractivo para la inversión.

Entre los factores que se requieren para generar este entorno, resalta la existencia de un sistema tributario eficiente que contenga reglas de cumplimiento claras y de fácil entendimiento para los ciudadanos.

Sobre todo, continúa, se requiere que sea lo menos costoso y sencillo de administrar por parte de las autoridades, lo que sin duda son aspectos esenciales para fomentar el pago de impuestos y evitar la evasión fiscal.

En este contexto, un elemento central para elevar la eficiencia y equidad del sistema tributario es la simplificación, subraya el CEESP.

apr