El Senado de la República aprobó un mecanismo con el que definirá al próximo comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para el periodo 2020-2024. El próximo presidente del Instituto saldrá de entre seis de siete comisionados que hasta este martes hacen parte del pleno de ese órgano autónomo. 

Esto porque el comisionado Gabriel Contreras Saldívar concluye su ciclo el sábado 29 de febrero y porque todavía no se ha designado a la persona que desde el domingo 1 de marzo debiera ocupar ese cargo vacante, luego de un malogrado primer proceso de selección de candidatos.

Con este mecanismo, el Senado podría estar enviando la señal de que el IFT estará dirigido por un comisionado que dará continuidad a lo que el regulador ha venido haciendo en sus primeros siete años de existencia y aleja las sospechas de que el nuevo miembro repentinamente se convierta en presidente de ese órgano.

En una entrevista con este medio, el todavía presidente de IFT, Gabriel Contreras, dijo que el nuevo miembro se integrará a un pleno de comisionados con un camino andado:

"A quien desempeñe la presidencia del IFT le digo que conducirá una institución que se ha cimentado desde bases muy sólidas; esto implica afrontar retos distintos en un mercado tan dinámico", dijo Contreras Saldívar. 

"Implica integrarse a un pleno que tiene experiencia andada y mucho conocimiento, porque he sido privilegiado por contar con este pleno; es gente de una capacidad extraordinaria, con una visión diferente en muchos casos, pero siempre construyendo. Es llegar a presidir un IFT que se ha consolidado a nivel internacional por todo lo que ha hecho, no por lo se ha dicho".

Los senadores resolvieron que los comisionados del pleno interesados en convertirse en jefe del Instituto Federal de Telecomunicaciones tienen hasta el viernes 28 de febrero a las seis de la tarde para presentar en la oficina de la Secretaría Técnica de la Junta de Coordinación Política del Senado un ensayo de cinco cuartillas en el que quede plasmado su visión sobre las telecomunicaciones y cómo éstas pueden detonar desarrollo social y económico para México, esto acompañado también de una propuesta de plan de trabajo a ejecutarse en los siguientes cuatro años, en caso de resultar electo comisionado presidente.

Los comisionados que acrediten los requisitos establecidos, comparecerán posteriormente ante la Junta de Coordinación Política, con el objeto de garantizar su derecho de audiencia y conocer las razones por las que pretenden ocupar el cargo y para explicar también su plan de trabajo.

Después, la Secretaría Técnica de la Junta de Coordinación Política notificará a las distintas comisiones del Senado y a los comisionados interesados del IFT, la fecha y hora de las comparecencias.

Estas comparecencias se conformarán de una ronda de diez preguntas que serán formuladas por los legisladores de cada una de las fuerzas políticas que integran el Senado, que se sumarán a una presentación de diez minutos para comisionado y cinco minutos para respuestas.

Al concluir con todos esos supuestos, la Junta de Coordinación Política el Senado determinará la idoneidad de los comisionados candidatos para ocupar la presidencia del Instituto Federal de Telecomunicaciones y la llevará al Pleno del Senado para su votación.

El candidato a presidente de IFT deberá contar con el voto de dos terceras partes de los senadores presentes en el momento de la votación.

El mecanismo aprobado por el Senado es similar al de 2017, en el que Contreras Saldívar repitió en la presidencia del IFT y ante los comisionados Adolfo Cuevas Teja y María Elena Estavillo Flores que también pelearon el puesto.

A la fecha, el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones es integrado, además del comisionado saliente Gabriel Contreras, por los comisionados Javier Juárez, Arturo Robles, Ramiro Camacho, Mario Fromow, Sostenes Díaz y Adolfo Cuevas, que el 1 de marzo ocupará la presidencia del IFT de forma interina, en caso de que el Senado no escoja aún al próximo presidente de este órgano regulador.