La industria de exploración y extracción de petróleo, de la cual Petróleos Mexicanos (Pemex) concentra más de 92%, registra emisiones de gas metano por quema y venteo de una media de 29,000 kilogramos por hora en las instalaciones en tierra, volumen 10 veces superior a lo que se registra en los inventarios de este gas, generando además una pérdida de 200 millones de dólares al año, equivalente a 13 veces el presupuesto de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA). 

Lo anterior fue revelado por la organización civil Environmental Defense Fund de Mexico (EDF de México) en su estudio “Una historia de dos regiones: emisiones de metano en la producción de gas de petróleo en offshore/onshore México”, liderado por el científico Daniel Zavala.

Partiendo de que el gas metano es responsable del 25% de las emisiones causantes del cambio climático en los últimos 20 años, se urgió así a corregir esta práctica no sólo por el daño ambiental irremediable que se genera en las regiones donde se ejecuta y en todo el planeta en lo relativo al calentamiento de la atmósfera, sino que además genera una pérdida de valor a la ya de por sí golpeada industria petrolera nacional.  

El estudio realizado se enfocó en la medición de gases durante dos años por medio de una avioneta con satélites por encima de las instalaciones petroleras del país. 

Al medir las emisiones en tierra, el resultado reporta que las emisiones son 10 veces más altas de lo que reporta la industria e inventarios nacionales. Pero cuando se midieron las emisiones en instalaciones marinas en la sonda de Campeche, el resultado fueron emisiones 10 veces menores a lo reportado por los inventarios de la CNH, lo que sugiere que el gas asociado al crudo que se produce en plataforma está siendo transportado a la costa y en tierra está siendo emitido a la atmósfera. 

empresas@eleconomista.mx