Con el objetivo fomentar una sana alimentación entre niños de cinco y 12 años y alentarlos a practicar actividades físicas para evitar problemas de salud como la obesidad y el sobrepeso, la Fundación Mapfre y la Secretaría de Salud, a través de su Dirección General de Promoción de la Salud, unieron esfuerzos para difundir la campaña Vivir en Salud 2016.

El director general de Mapfre México, Jesús Martínez, destacó que la iniciativa se conforma de un esquema de educación lúdica para sensibilizar a 60,000 niños de escuelas primarias de la ciudad de México y el Estado de México sobre la importancia de llevar una vida saludable.

El directivo dijo que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el país ocupa el primer lugar en obesidad a nivel mundial, y ello representa un problema grave para las futuras generaciones, siendo urgente tomar las acciones pertinentes para concientizar a la niñez y sus padres de esta situación que aqueja no sólo al país, sino otras naciones del mundo .

Destacó que la Encuesta Nacional Salud y Nutrición (Ensanut), elaborada por la Secretaría de Salud, ha detectado que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad debido a malos hábitos alimenticios y falta de ejercicio en edades tempranas.

Indicó que durante el 2016, la Fundación Mapfre presentará la obra de teatro Nutridos de buenos hábitos, a través de la cual transmitirá a los estudiantes la importancia de incluir verduras en su dieta diaria, ya que son una fuente saludable de antioxidantes y fibra; a no abusar de productos procesados, como bebidas azucaradas; a estar bien hidratados, incluso antes de tener sed, y a descansar adecuadamente.

Los niños también conocerán a través de la obra y material didáctico por qué es tan importante practicar deporte de manera frecuente y al aire libre, con el fin de mantenerse en forma y prevenir la aparición de enfermedades como la obesidad , puntualizó Jesús Martínez

El directivo explicó que la edad ideal para tomar acción y evitar que los niños crezcan como adultos obesos o con problemas de desnutrición es cuando están en educación primaria, donde se puede influir de manera positiva en el cambio de hábitos.

El director general de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Eduardo Jaramillo, aseveró que la obesidad es una enfermedad que se ha duplicado a nivel mundial en los últimos años y es totalmente prevenible.

La Secretaría de Salud y Mapfre unieron esfuerzos con el objetivo de disminuir el sobrepeso a través de la educación nutricional divertida acorde con modelos pedagógicos para las edades de cinco a 12 años, además de considerar que éste es el camino correcto para que los niños de México aprendan a llevar una vida sana y no a través de esquemas de obligatoriedad , expresó Jaramillo.

La campaña forma parte de un proyecto que Fundación Mapfre ha puesto en marcha en países como España, Panamá, Brasil, y la República de Malta con el objetivo de estimular a la sociedad a emprender un estilo de vida más saludable, sobre todo, en edades tempranas.

El director general de Mapfre México, Jesús Martínez, dijo que para nuestro país este programa se tuvo que tropicalizar, lo que significó adecuarlo para que los contenidos de los cuadernillos que se imprimieron y se les otorgarán a los infantes de México, así como la obra de teatro, tuvieran conceptos propios de la cultural nacional .

undefined

edna.herrera@eleconomista.mx