Guadalajara, Jal. Con el financiamiento de la Unión Europea que al momento ha destinado 1 millón de euros al desarrollo de este proyecto, 13 instituciones de 10 países trabajan en la obtención de etanol a base del bagazo del Agave Azul Tequilana Weber.

Aunque es un proceso más costoso que la obtención de combustible a base de maíz o caña de azúcar, el aprovechamiento del bagazo de agave es un proyecto viable, aseguró Martín Muñoz Sánchez, coordinador del Centro de Referencia Agave-Tequila que depende del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

Mencionó que el bioetanol obtenido a base de agave es incluso más rentable que el de otros esquilmos como los orujos o residuos de la elaboración del aceite de oliva y del aceite de palma que se produce en Costa Rica.

Comparado con los esquilmos que se han analizado, el bagazo de agave es el que ha presentado las mejores posibilidades para este proceso y esto ofrece buenas expectativas para la materia prima , refirió Martín Muñoz.

El objetivo del proyecto Babethanol es transformar en etanol la celulosa que contienen los desechos agroindustriales y obtener un combustible que sea amigable con el medio ambiente.

Se trata de un bioetanol de segunda generación, es decir, producido a base de desechos que actualmente no tienen ningún uso ni valor en el agro e industria.

Este proyecto está en contra de lo aberrante que puede ser en este momento el utilizar alimentos que son parte de la dieta del humano cuando hay países en el mundo que padecen hambre. Es una aberración que se esté utilizando maíz para hacer combustibles , sostuvo Muñoz Sánchez.

ENVÍO

Entrevistado durante la Cuarta Reunión de Expertos que conforman el proyecto Babethanol, informó que el CRT envió 2 toneladas de bagazo de agave seco a Francia y Finlandia para realizar pruebas preliminares.

La intención, dijo, es romper la barrera protectora que representa la fibra para poder disponer de la celulosa que se convierte en azúcar, con el fin de fermentarla y obtener de ahí el combustible.

Este proyecto es una alternativa para darle un valor al residuo, obtener un combustible y abatir un problema de carácter ambiental , comentó.

Explicó que en la etapa actual del proyecto no se puede determinar todavía la cantidad de litros de etanol que se producirían a base del bagazo, el cual constituye 40% del millón de toneladas de la planta que anualmente consume la industria tequilera.

[email protected]