En una época en que las tendencias se encuentran en constante cambio, las compañías de lujo se han visto en la necesidad de realizar inversiones que les permitan estimular el interés de los segmentos más jóvenes de la población, los llamados Millennials y la Generación Z, es decir, los clientes del futuro.

Debido a que las nuevas generaciones son expertas en la tecnología y buscan una relación individualizada e integrada, las marcas están invirtiendo cada vez más para comercializar digitalmente en todo el mundo, por ello, al mismo tiempo, están intensificando el uso de las redes sociales para interactuar con dichos consumidores.

Las empresas están adoptando un enfoque omni-personal, el cual implica centrarse únicamente en el consumidor. Para llevarlo a cabo, las marcas están depositando su confianza, progresivamente, en las tendencias digitales, por ejemplo, en la Inteligencia Artificial (IA) y el Big data, las cuales pueden ayudar a las marcas de lujo a proporcionar un servicio más personalizado y oportuno a través de la segmentación y el análisis de los consumidores.

Actualmente, casi todas las marcas tienen su propia estrategia de redes sociales que está diseñada para conocer las preferencias y las elecciones tradicionales de los clientes. Además, están utilizando herramientas y softwares de inteligencia empresarial para capturar datos y generar ideas que les brinden la oportunidad de diseñar campañas de marketing, así como optimizar sus servicios.

Las marcas de lujo han comenzado a mantener relaciones duraderas con una nueva clase de consumidores: Los HENRYs (High-Earners-Not-Rich-Yet), los cuales han comenzado a crecer recientemente y probablemente en el futuro serán un referente para las marcas de lujo. En la actualidad, ellos perciben ingresos de entre $100,000 y $250,000 mil dólares, y con un promedio de 43 años, son conocedores digitales y aman las compras en línea. Los HENRYs están influenciados por la tecnología y por el uso de las redes sociales, debido a eso, el éxito de las marcas de lujo dependerá, en gran medida, de sus tácticas y habilidades para comunicarse y comercializar sus productos.

La ética y los valores son otros de los factores que están comenzando a influir fuertemente en la decisión de compra de los consumidores. Asimismo, el medio ambiente, la sostenibilidad, el bienestar animal y las prácticas laborales se toman en consideración al comprar un producto, y el caso de los artículos de lujo no es una excepción. De hecho, dado que valoran la transparencia y la autenticidad, esperan que las marcas que compren reflejen sus propios valores. Esto implica una lección importante para las marcas de lujo que desean retener a estos clientes: necesitan evolucionar hacia nuevos modelos de lujo, de manera ética y sostenible.

Nuestro informe Potencias Globales de Artículos de Lujo analiza las 100 empresas más grandes de artículos de lujo a nivel mundial, así como las tendencias clave que integran el mercado de lujo proporcionando una amplia perspectiva económica global.

Perspectivas económicas mundiales

Los artículos de lujo siguen experimentando un crecimiento positivo, a pesar de la desaceleración en la economía mundial que se debe, en parte, a la política en Estados Unidos, la combinación de una política fiscal más relajada, una política monetaria más dura y una política comercial restrictiva.

Otro proceso que impacta directamente en el futuro de los artículos de lujo es la revolución digital. La tecnología está afectando a todas las industrias, y su huella dentro del mercado de lujo es el comercio electrónico. Hoy es posible dar constancia del aumento en el número de compras en línea, así como de las investigaciones que realizan los consumidores de manera electrónica para comprar en la tienda. La importancia de la experiencia del cliente, tanto en el establecimiento como en la plataforma en línea, ha crecido. Los costos comerciales se han reducido, lo que permite a las marcas de lujo ofrecer una mayor homogeneidad en sus ofertas de productos globales.

Para el año 2020, más del 50% de los consumidores se considerará "clase media", con base en esta realidad, el mercado de lujo continuará experimentando un crecimiento significativo para adaptarse a esta nueva clase. El futuro de dicho mercado estará dominado por Millennials y Gen Z, con altos ingresos.

El pronóstico de la venta de artículos de lujo dice que aumentará en México, aun así, todavía se deben abordar los desafíos económicos para lograr un equilibrio sostenible que fomente el crecimiento.

Aspectos relevantes del reporte:

  • Las 10 principales empresas de artículos de lujo representaron casi la mitad (48.2%) del total de ventas de las 100 principales compañías de artículos de lujo en el año fiscal que terminó al 30 de junio de 2018 (“FY2017”).
  • Las 100 compañías de artículos de lujo más grandes del mundo generaron ventas de artículos de lujo de $247 mil millones de dólares este año, frente a los 217 mil millones de dólares del año anterior.
  • Italia mantuvo su liderazgo en términos de número de compañías (24) en el Top 100, que se mantuvo sin cambios respecto al año anterior.
  • El sector de ropa y calzado concentro a la mayor parte de empresas de artículos de lujo con un total de 38 empresas este año, que se mantuvieron sin cambios en comparación con el año anterior.
  • Los 5 líderes de lujo en la edición de este año en el ranking son LVMH (Moët Hennessy-Louis Vuitton SE), The Estée Lauder Companies Inc., Compagnie Financière Richemont SA, Kering SA y Luxottica Group SA.

Erick Calvillo es Socio Líder de la Industria de Consumo de Deloitte México.