Pérez Quesnel manifestó su inquietud ante la propuesta que presentó el PRI, en forma simultánea en las cámaras de Diputados y Senadores, para incorporar al Fonatur a Banobras. Como lo está viendo los legisladores es solamente por nombre, es un Fondo. Nosotros ni tenemos dinero ni hacemos préstamos.

Tenemos cuentas por cobrar, que se generan en el momento en que compran el terreno , comentó.

Desde hace más de 10 años dejó de otorgar estos créditos, ya que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se dio cuenta de que otras instancias de la banca de desarrollo podrían ser mucho más efectivas.

El Fonatur es muy bueno construyendo y manteniendo la infraestructura, pero no es bueno como banco , dijo.

En el 2007 y el 2008 se hizo una reestructura interna en el organismo. En esa reorganización se modificó la situación del personal. Dejaron de tener las prestaciones de la banca de desarrollo y se homologaron con las del gobierno federal. Hubo una reducción de personal de alrededor de 30% y un aumento de la productividad significativo.