México tiene una industria minero-metalúrgica madura y moderna, responsable con las comunidades y con el ambiente; con capacidad técnica y científica para ser una potencia mundial, pero requiere del apoyo y el impulso de la administración pública para alcanzar niveles de excelencia, dijo el presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), Sergio Almazán Esqueda, en el marco del foro "Contribución de la minería: más allá de los números".

Almazán indicó que el mundo enfrenta desafíos, especialmente por la población creciente que exige mejores niveles de vida y de bienestar, y para ello es necesario un modo de vida más sostenible y responsable.

Para ello se requieren profesionistas en las ciencias de la tierra. “Necesitamos de la geología, de la minería, de la metalurgia, de la ecología, de la biología, de las ciencias sociales, y de muchas otras grandes disciplinas e ingenierías. En general, México y el mundo necesitan de la minería”, dijo.

En la ponencia “Industria Extractiva: Primer Sector en Aportación Fiscal”, Fernando Alanís Ortega, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex) también enfatizó en que a la minería se le han hecho juicios públicos ligeros cuando “no hay un pleno conocimiento de la actividad económica, ni se tiene referencia de los datos oficiales”.

La industria extractiva es una de las que mayores aportaciones realiza en México. Representa el 2.3% del PIB nacional y el 8.1% del PIB industrial, y fue el séptimo generador de divisas del país en el 2019, dijo Fernando Alanís.

Al referirse a la percepción de que la minería no paga impuestos, informó que “en los últimos cuatro años, la minería pagó 161,000 millones de pesos de impuestos y en proporción al PIB que genera, es la que más paga impuestos en el país, además si lo comparamos con Canadá, Chile y Perú, de acuerdo con el estudios del Instituto Fraser, hemos perdido competitividad en atracción de inversiones, ya que estamos pagando el 52.68% de la utilidad como carga tributaria, mientras que Estados Unidos están en 30%, en Chile en un 35%, Perú en 39% y en Canadá en 34%”.

Alanís Ortega, llamó a las autoridades ambientales a sostener un diálogo para entender las razones por las que están detenidos los permisos y trabajar en conjunto para destrabar autorizaciones de Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIAs) que están detenidas en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales que mantienen frenados varios proyectos mineros en el país.

Al respecto, el director de Desarrollo Minero de la Secretaría de Economía, José Jabalera, admitió que existen proyectos mineros detenidos por diferentes motivos, entre ellos la tramitología de permisos que no han salido en tiempo, retos técnicos o por oposición de comunidades, pero aseguró que el área a su cargo está apoyando a algunas empresas mineras “porque nos interesa que las concesiones trabajen y tenemos la puerta abierta para ir destrabando esas situaciones”, dijo.

En su oportunidad, el director de Exploración de Grupo México, Alfonso Martínez, precisó que en los últimos 20 años las empresas mineras han invertido 9,855.3 millones de dólares en exploración, lo cual ha permitido que el país cuente con un acervo inmenso de información técnica sobre la geología del territorio nacional. El reto, ahora, dijo, es revisarla, organizarla, sistematizar y ponerla a disposición de la comunidad científica y de la sociedad para que sea aprovechada.

Al dar a conocer los programas y proyectos de educación, salud, cultura, medio ambiente, de desarrollo económico y ayuda humanitaria que llevan a cabo las empresas mineras en las comunidades en las que operan, Irma Potes, directora de Desarrollo Comunitario de Grupo México, reconoció que a las compañías “Nos falta mucho por hacer y muchas historias por comunicar. Los mineros también nos metemos al interior de los corazones de las personas y así como sacamos lo mejor de la Tierra para ponerlo al servicio del mundo, también sacamos lo mejor de la gente y buscamos que esta riqueza que existe en las personas se ponga al servicio de las comunidades”.

Ante los diferentes mitos que existen en torno a la industria minera, la panelista Paloma García, de IGUAL Consultores, aseguró que la minería cuenta con una robusta legislación medio ambiental que atiende de manera permanente, entre las que destacan la Ley General del Equilibrio y la Protección al Ambiente, así como siete Normas Oficiales Mexicanas y la regulación general que existe para la actividad en áreas naturales protegidas de México, entre otras.

El experto en minería y ex presidente de la AIMMGM, Octavio Alvídrez Cano, dijo que la tecnología de vanguardia que se utiliza en los procesos mineros que contempla la utilización de diferentes paquetes de software, así como sistemas de inteligencia operativa y artificial para mejorar los índices de seguridad, eficiencia, control y destacó que la tecnología ayudar a generar ahorros y ganancias para amortiguar los ciclos en los que los precios de los minerales disminuyen.

El evento contó con la participación en línea de más de 300 personas que retroalimentaron la conversación y plantearon dudas y comentarios al panel de expertos convocados por la AIMMGM.