México se comprometió a abrir las compras públicas a extranjeros de cualquiera de los otros 11 países del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), desde 79,500 dólares, en licitaciones de bienes y servicios del gobierno federal.

Ese umbral será de 10 millones 335,931 dólares si las licitaciones corresponden a servicios de construcción.

Los umbrales son el valor mínimo estimado de los contratos a partir del cual deben abrirse todos a los participantes de los países del TPP, bajo el principio de la no discriminación , conocido como el trato nacional, con el que se debe dar las mismas ventajas a los vendedores extranjeros y locales.

Las listas de cobertura abarcan esencialmente a las secretarías del gobierno federal, la Procuraduría Federal de la República y la Comisión Federal de Libros de Texto.

El TPP regulará además las compras de otras 36 entidades del gobierno federal, entre las que destacan Pemex, la CFE y el IMSS, para cuyas licitaciones se establecieron umbrales de 397,535 dólares en bienes y servicios y de 12 millones 721,740 dólares para servicios de construcción.

En la apertura mutua de los mercados de contratación pública, México no abrió a la competencia internacional las compras de los niveles subfederales (estados y municipios), pero dejó abierta la posibilidad de poder negociarlos más adelante.

A más tardar tres años después de la entrada en vigor de este tratado, las partes iniciarán negociaciones con miras a alcanzar una mayor cobertura, incluida una cobertura en órdenes de gobierno distintos al central , se comprometió México.

El TPP fijó una cláusula en la que inicialmente México hará la apertura correspondiente a Pemex y la CFE sólo a 50% de sus compras, un porcentaje que se incrementará gradualmente hasta cubrir 100% de las mismas en el año 10 de la entrada en vigor del acuerdo, una provisión que funcionará únicamente para adquisiciones originarias de Estados Unidos, Japón y Canadá.

Medicamentos, excepciones

Hasta el año nueve, el TPP no se aplicará a compras de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Secretaría de la Defensa Nacional y Secretaría de la Marina de medicamentos que no estén patentados en México o cuyas patentes hayan expirado en México.

Según el texto preliminar del TPP, cada país se asegurará de contar con políticas y procedimientos para eliminar en la medida de lo posible o controlar cualquier potencial conflicto de interés de quienes estén involucrados en una compra o tengan influencia sobre ella.

México realizó compras gubernamentales por un promedio de 58,330 millones de dólares entre el 2008 y el 2012, según la Oficina de Rendición de Cuentas del gobierno de Estados Unidos.

[email protected]