Hemos observado que los inversionistas nacionales han apostando con más fuerza por los destinos que promueve el Fonatur .

No hay una explicación única. Según Pérez Quesnel, son factores por los que México logró salir de la crisis más rápido que otras naciones, el crecimiento de la economía, que permite a empresarios invertir, y la confianza que tienen en el país. Son proyectos de largo plazo, se caracterizan por su infraestructura de calidad , enfatizó.

Cancún, Huatulco, Los Cabos, Loreto, Ixtapa y Nayarit tienen las banquetas barridas y hay una atención creciente a todo lo relacionado con el ambiente, pues el Fonatur se encarga de darles mantenimiento. Esto ayuda a atraer inversiones.

Así se venden estos destinos , con ventajas competitivas, pues a nivel mundial, aclaró, no existe un modelo similar al del Fondo.

Una vez, relató, luego de conocer el trabajo del Fonatur, un inversionista nos dijo que él era propietario de varios terrenos en Panamá y quería saber si el Fondo operaba en otros países.

El modelo del Fonatur es único en el mundo. En otros países hay incentivos fiscales, regalan terrenos, pero no hay un compromiso gubernamental para apoyar a los inversionistas con infraestructura y acompañarlos en el largo tiempo de maduración de los proyectos , refirió la funcionaria.

Este esfuerzo es significativo. De acuerdo con las cifras oficiales durante la presente administración se han invertido 7,474 millones de pesos en infraestructura y mantenimiento de los Centros Integralmente Planeados (CIP) donde participa el Fonatur.

Desde la creación de los CIP, el gobierno federal los mantiene, no hay aportaciones de los estados ni de los municipios. Cuando nació Cancún, desde el primer día el Fonatur se hizo cargo de los gastos y así continúa , destacó.

Dejar la responsabilidad de los CIP a los gobiernos estatales y municipales podría generar un problema de conservación, evaluamos ese riesgo y reconocimos que era mucho dinero, pero que son recursos bien gastados .

Añadió que es fundamental la coordinación con la SCT, pues buena parte del éxito de un destino depende del acceso que puedan tener los turistas.