Valle de Bravo, Edomex. A dos años de ensamble en México, KIA Motors cubre la regla de origen automotriz con 58% de contenido regional de América del Norte, cifra que se modifica al alza —casi a diario— tras la puesta en marcha de más proveedores nacionales y filiales instaladas en el país, así que se trabaja para lograr el porcentaje exigido por Estados Unidos que permita el libre comercio de los autos producidos en la planta de Pesquería.

Así lo informó su director en México, Horacio Chávez, al destacar que “desde la llegada de KIA a México, su filosofía ha sido incrementar la proveeduría nacional y lograr un mayor contenido de la región, al traer a sus filiales desde Corea y contar con nuevos proveedores nacionales”. En entrevista con El Economista en el marco de su nuevo lanzamiento al mercado mexicano, la minivan Sedona, el representante de la automotriz coreana recordó que se continúan ejerciendo las inversiones comprometidas por 2,000 millones de dólares para el desarrollo de proveedores locales, lo que ayudará a cumplir con el contenido regional exigido por Estados Unidos para exportar a su mercado. Chávez recordó que diversas partes y componentes de un vehículo cruzan las fronteras de los tres países (México, Canadá y EU) para ser transformadas, lo que da valor agregado a las piezas y suman contenido.

A la fecha, KIA Motors México instalada en Pesquería, Nuevo León, cuenta con 14 proveedores filiales de la coreana en el complejo y se han sumado más de 500 vendedores mexicanos para elevar el contenido nacional, dar valor agregado y reducir costos de logística, que los haga más competitivos.

“Entre los grandes proveedores nacionales se encuentra Ternium, que surte a KIA con aceros especiales para la industria automotriz, así como Vitro con sus vidrios y parabrisas”, destacó Chávez.

También opera Hyundai Mobis que produce los tableros del vehículo Forte y Rio —ambos modelos ensamblados en México—, que incluyen componentes eléctricas, bolsas de aire, y aire acondicionado; además de que la subsidiaria Hyundai Wia provee de los motores y autopartes para la movilidad de la unidad. México y Estados Unidos acordaron una regla de origen automotriz con 75% de contenido regional, que entraría en vigor en el 2023, y las automotrices tenderán a ajustarse cada año —desde el 2020— a un incremento de contenido a partir de 62.5% actual.

Ante las nuevas reglas del juego, KIA México dijo que existe la expectativa de acoplarse a las condiciones y mantenerse a la par del proceso gradual de ajuste que incrementa el contenido regional.

“Aún es muy temprano para saber todas las reglas, porque falta que se incorpore Canadá a esta negociación acordada por EU y México, en cuanto a reglas de origen (para nuevo TLCAN)”, abundó el directivo.

De acuerdo con el Centro de Vinculación Empresarial de Nuevo León, un automóvil posee 233 partes, agrupadas en 11 principales subcomponentes.

[email protected]