La Amiti (Asociación Mexicana de la industria de Tecnologías de la Información) quiere llevar las tecnologías de la información a la manufactura en México. Este es el principal objetivo de Jorge Castilla, quien fue electo director para los próximos dos años de esta asociación que agremia a las principales empresas de TI que operan en el país. 

En entrevista, unos días después de que asumió la presidencia de la Amiti, Castilla dijo que hay que tener en cuenta que México es un país manufacturero, por lo que la asociación debe aprovechar la oportunidad que representa poder integrar las tecnologías que forman parte de la industria 4.0 y que, en general, incluyen al cómputo en la nube, la automatización y el internet de las cosas, la manufactura aditiva o impresión 3D, la ciberseguridad, la realidad aumentada y la inteligencia artificial, en este sector.   

“Me parece que las condiciones socioeconómicas nos dan un espacio único y ese espacio lo tenemos que aprovechar y creo que este es parte del rol que debe tener la Amiti. Si somos capaces de tomar y llevar los conceptos y las tecnologías de la industria 4.0 para que sean aplicadas en conjunto con una mano de obra altamente competitiva y tecnificada que tenemos, yo creo que podemos destapar mucho valor en el país”, dijo Castilla, que también es el directorde Accenture México. 

Los automóviles, las máquinas y unidades de procesamiento de datos y las refacciones de vehículos son los rubros que generan mayores ventas internacionales para México, pues suponen más de la mitad del comercio exterior mexicano, que en 2020 alcanzó un total de 353,000 millones de dólares, de acuerdo con la plataforma Data México. 

Castilla sabe que no todas las tecnologías pueden ser aplicadas en la manufactura mexicana o que en México, muchas de estas no cuentan con la madurez suficiente, por eso la Amiti también se ha centrado en el impulso de tecnologías específicas, como la nube, la robótica, el Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia artificial aplicada y la ciberseguridad. Mientras que otras tecnologías como la realidad virtual o la cadena de bloques (blockchain) quedan fuera de los esfuerzos de la asociación.  

“Creo que una de las que más vamos a impulsar es la nube; el subir a la nube para que tú tengas la capacidad de ir más rápido, de ganar agilidad”, dijo.

Según información de la consultoría especializada en TI, Select, 64% de las empresas de tecnología en México mostró un crecimiento en sus ventas de TI en abril. El desabasto de insumos de tecnología y el retraso o la cancelación de proyectos siguen siendo las principales preocupaciones de la industria.

Evolucionar relación con el gobierno

Después de que durante dos años, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador redujo drásticamente el presupuesto del gobierno federal destinado a las tecnologías de la información, 2021 es el primer año de su administración en el que el presupuesto que se pretende destinar a este tipo de insumos es mayor al del año anterior y similar al del 2018.

Para Castilla, esto abre la puerta para evolucionar la relación que tiene la Amiti con el gobierno en varios sentidos, sobre todo en lo que se refiere a una colaboración efectiva entre la industria de TI y el gobierno federal que incida en el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano.  

“Lo que creemos es que tenemos que establecer un plan conjunto que tenga altura de miras para incidir en nuestro Producto Interno Bruto y poder tener un resultado que ayude a la ciudadanía”, dijo.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

kg