Tras la resolución del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) de abrir las indagatorias de la Procuraduría General de la República (PGR) en el caso de los presuntos sobornos de la empresa Odebrecht, el comisionado presidente del órgano garante de transparencia, Francisco Javier Acuña Llamas, aseguró que pondrá énfasis en hacer públicos los cargos de los altos funcionarios que están involucrados.

El miércoles de la semana pasada, Felipe Muñóz Vázquez, subprocurador de delitos federales de la PGR, indicó que se valorará la versión que se entregará al INAI, donde se cuidarán los datos y las pruebas que puedan afectar el proceso que se lleva a cabo con las investigaciones.

En este sentido, Acuña Llamas calificó como una “penosa situación” las declaraciones realizadas por el funcionario de la PGR.

“(El martes de la semana pasada) el titular en funciones, el encargado de despacho (Elías Beltrán) dijo que la iba acatar (la sentencia) y después salen con una especie de reflexión de posible evaluación de los efectos, incluso dijeron algo de lo que yo tengo registro, ojalá sea preciso, que no se ha recibido la información de Brasil, ¡bueno!, eso es inverosímil, no puede tener sentido, no tiene credibilidad, no tiene sentido, ni consecuencia”, aseguró.

Acuña Llamas recordó que el año pasado cuando Raúl Cervantes renunció a la titularidad de la PGR anunció, a su vez, que pronto se ejercerían acciones sobre los imputados en las investigaciones del caso Odebrecht.

“Él dijo con una rotundidad que es digna de recordar: que renunciaba una vez que había culminado su ciclo ahí, pero que una delicada situación como es este caso quedaba prácticamente concluida y que naturalmente habría en breve una serie de consecuencias en contra de funcionarios públicos mexicanos concretos. “Entonces, por favor, no pueden venir a decir hoy después de tanto tiempo que este asunto ha quedado en un punto muerto y que todavía les falta información de Brasil (...) es una averiguación previa que se ha venido entonces prolongando ahí, es un contrasentido de lo que dijo el extitular que iban a venirse sobre este caso una serie de consecuencias grandes, evidentes, ya prácticamente consumadas y ahora salen con esa suerte de evasiva, yo sí me anticipo a decir que es muy lamentable”, indicó.

El comisionado del INAI enfatizó que la resolución tomada por el pleno del Instituto es “inatacable”, ya que el único facultado para interponer algún recurso es el mismo ciudadano que solicitó la información, por la cual el Instituto ordenó la apertura de la averiguación.

“En este caso difícilmente alguien que lo hubiese pedido, pues va a manifestarse inconforme, pues es algo que es históricamente nuevo en el tiempo”, dijo.

¿Cuál es el tiempo que se le dio a la PGR para presentar la averiguación de Odebrecht?

10 días hábiles que son como 15 naturales.

¿Valorarán la calidad de la información que se les entregue?

Sí. Vamos a controlarla, la vamos a valorar y vamos a decir a ver esto no pasa, cómo que estás prácticamente testando (censurando) toda la hoja, sólo dejas el día y el sello de que es del expediente, pues no.

Lo que importa en este caso es la trama; qué se ha hecho, a quién han tocado, a quién indagado a quién han investigado, qué han pedido respecto de quién, no todo, algunas cosas se podrán desde luego resguardar. hay datos personales, hay presunción de inocencia que hay que resguardar.

¿Se testará el nombre de los implicados como pasa en las indagatorias de la Procuraduría y demás instancias de seguridad?

Depende, aquí hay una variación, si son servidores públicos acusados de algún tipo de conducta ilícita como las que desgraciadamente se encuentran relacionadas con el caso Odebrecht, no puede haber una testadura a esos niveles.

[email protected]