El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) pidió al gobierno federal agilizar la inversión en infraestructura y turismo, ya que permitiría generar hasta un millón de empleos formales con un impacto directo en el mercado interno.

El presidente nacional del organismo, Gustavo Rodarte de la Serna, lamentó que por cuestiones administrativas y legales diversos proyectos de infraestructura, como la presa La Parota, la refinería de Tula y el programa carretero estén retrasados.

La construcción y el turismo, reiteró, son dos sectores con alta demanda de mano de obra y donde se generarían hasta un millón de empleos si se ejercen los recursos presupuestados.

Por ello, destacó los 630,000 millones de pesos autorizados por la Cámara de Diputados para el programa de infraestructura, mismos que no han sido utilizados y siguen retrasados.

El presidente nacional del IMEF admitió que si bien ha habido una recuperación de casi 400,000 empleos este año, muchos de ellos son temporales, por lo que este rubro seguirá como prioridad para todos los actores económicos y políticos del país.

México no puede y no debe seguir dependiendo de factores externos para crecer, como el sector manufacturero de Estados Unidos y el precio del petróleo, pues aunque son dos pilares de la economía nacional, el gobierno no tiene capacidad para influir, aseveró.

Por ello, insistió en la necesidad de reforzar la política de infraestructura y el turismo, así como de aplicar otras medidas, tal es el caso de las reformas estructurales, para fortalecer el mercado interno.

RDS