El gobierno federal inició una mesa de trabajo para crear acciones que reduzcan los altos índices de informalidad de la economía mexicana, informó Tatiana Clouthier, secretaria de Economía.

“Nosotros estamos realizando, con el fin de trabajar en la inclusión, una mesa para ver cómo les vamos a ofrecer dulces para que entiendan lo importante que es entrar a la formalidad”, dijo la funcionaria. En las últimas tres décadas, la tasa de crecimiento anual promedio del PIB de México es de 2.5%, más lenta que la mayoría de los mercados emergentes, debido en parte a sus altas tasas de informalidad laboral (57%), la pobreza y la producción de petróleo en declive.

Con el fin de reducir la informalidad, Clouthier dijo que el gobierno federal analiza la tramitología y el pago de impuestos a los negocios más pequeños, de manera que “esto también sea un aliciente para quienes quieran entrar a la formalidad”.

El PIB de México disminuyó 8.2% en términos reales durante 2020, reflejando los efectos económicos negativos por la pandemia de Covid-19 y meses de restricciones a la producción y movilidad. Sin embargo, el tercer trimestre de 2020 vio una reactivación de la actividad económica, que continuó en el cuarto trimestre de 2020, aunque a un ritmo más moderado.

“Llevo años y años oyendo la queja constante de la informalidad y creo que tenemos que transitar”, añadió Clouthier, al participar en una reunión virtual con el centro de investigación y desarrollo de políticas pública Transversal.La funcionaria destacó que este es un tema que le interesa a ella y que ha sostenido conversaciones al respecto con Zoé Robledo, director general de IMSS.

“Decíamos que cómo podríamos entrarle así con un modelo similar a lo que se hizo con las trabajadoras del hogar, para que a través de una aplicación puedas darlas de alta y puedan recibir no solamente el tema de salud, sino también entrar en el tema de lo que vendía siendo el ahorro para su retiro”, dijo.

La Secretaria de Economía expuso que 55% de la población no tiene seguridad social y que el tema de la informalidad “pasa mucho más todavía por los municipios y los estados, donde me parece que desde ahí tiene que buscarse una tarea”. De acuerdo con ella, hay “un campo importante” para trabajar desde los tres niveles de gobierno. “A los negocios les ha costado mucho dar este paso a la formalidad”, lamentó.

roberto.morales@eleconomista.mx