Kellogg, el mayor fabricante de cereales para el desayuno del mundo, reportó un salto mejor al esperado en sus ganancias trimestrales, gracias a sus ventas internacionales y a recortes de gastos, que ayudaron a compensar el débil crecimiento en las ventas en Estados Unidos.

Sin embargo, la firma mantuvo sus proyecciones de ganancias para todo el año, aduciendo mayores gastos en publicidad y desarrollo de productos.

El fabricante de los Corn Flakes y de las galletas Keebler dijo el jueves que sus ganancias fueron de 418 millones de dólares, o 1.09 dólares por acción el primer trimestre, frente a los 321 millones de dólares, o 0.84 dólares por título, de un año atrás.

Los analistas, en promedio, esperaban una ganancia de 0.94 dólares por título, según Thomson Reuters.

Las ventas aumentaron 4.7%, a 3,320 millones de dólares. En promedio, los analistas previeron ingresos por 3,290 millones de dólares.

Las ventas en Norteamérica aumentaron 3%, con un alza en las ventas minoristas de cereales de cerca de 0.5 por ciento.

Las ventas internacionales aumentaron 9%, aunque 7 puntos porcentuales de ese incremento se produjeron por fluctuaciones monetarias.

Como muchas otras empresas de alimentos, Kellogg ha estado reduciendo costos para impulsar sus ganancias, mientras las ventas se ven presionadas por la intensa competencia en algunas categorías.

Para el año, la firma mantuvo sus estimaciones de un crecimiento en las ganancias por acción de 11 a 13%, sin considerar el impacto de las fluctuaciones monetarias.

La firma dijo también que su junta de directores aprobó un plan de recompra de acciones a tres años por 2,500 millones de dólares.

RDS