A pocos días de haber arrancado la producción del subcompacto Onix, General Motors México (GMM) anunció que un 80% de la fabricación será para atender el mercado mexicano y el resto se exportará a 38 países en el mundo, sin incluir a Norteamérica.

Durante una visita a la planta de San Luis Potosí, Héctor de Hoyos, director del complejo precisó que la inversión por 800 millones de dólares realizada desde el 2015, el mayor porcentaje se destinó aquí y el resto a Silao, Guanajuato.

Dicha inversión ya contemplaba la ampliación de la planta en San Luis para la producción del Onix.

La exportación de Onix comenzará en febrero para cubrir mercados como Centro y Sudamérica, África y Medio Oriente.

Por ser un vehículo de tamaño pequeño, GM no enviará unidades a Estados Unidos y Canadá, pues la preferencia de los consumidores en Norteamérica se inclina por las SUV y las Pick ups, en donde la gigante de Gigante de Detroit cuenta con otras unidades como la Trax, Terrain y Equinox, otras.

abr