La Fiscalía brasileña denunció este martes al expresidente de Petrobras y del Banco de Brasil Aldemir Bendine, detenido desde finales de julio, por corrupción y lavado de dinero acusado de haberse beneficiado de su cargo en la estatal para recibir sobornos de Odebrecht.

Bendine, que asumió el mando de la petrolera en el 2015 con la misión de sanearla tras el inicio de la Operación Lava Jato, se convierte así en su primer expresidente en ser denunciado y detenido en el marco de esa investigación que desde el 2014 se tradujo en duras condenas o en graves acusaciones contra decenas de políticos y empresarios, implicados en una vasta red de sobornos.

Según la denuncia de la Fiscalía, "en la víspera de asumir la presidencia de Petrobras", el exdirectivo y otro de los seis denunciados habrían solicitado un soborno de tres millones de reales (885,000 dólares al cambio promedio de ese año) a Marcelo Odebrecht, presidente del gigante de la construcción hasta su detención en junio del 2015.

NOTICIA: Aprehenden a expresidente del Banco de Brasil y de Petrobras

El pago acabó realizándose en tres entregas de un millón a cambio de que Bendine intercediera por los intereses de la constructora en la estatal.

"Eso muestra la audacia de la práctica de la criminalidad en Petrobras, justamente por medio de aquel que iba a detener la corrupción en la compañía", afirmó el fiscal Athayde Ribeiro Costa este martes, durante una rueda de prensa en Curitiba.

Nombrado en febrero del 2015, casi un año después del inicio de la extensa operación anticorrupción, Bendine permaneció en funciones hasta mayo del 2016. Del 2009 al 2015 había sido presidente del Banco do Brasil (BB), otra de las grandes estatales del país.

NOTICIA: Fiscalía de Brasil pide abrir 83 investigaciones por corrupción

De acuerdo a la denuncia, en aquella época ya habría solicitado un soborno de 17 millones de reales a Odebrecht que al final no se concretó.

Bendine fue detenido por la policía el pasado 27 julio. El arresto seguía las indicaciones del juez anticorrupción Sergio Moro, que consideró que los procedimientos debían realizarse "antes del 28 de julio del 2017", alegando que en esa fecha Bendine debía realizar un viaje a Portugal, "caracterizado como una posible fuga".

abr