Consideramos que esto se debe todavía a la pandemia, especialmente el repunte a nivel global que resultó en nuevos confinamientos –sobre todo en China y otros países asiáticos–, lo que tuvo un efecto compuesto en cadenas de suministro que ya se encontraban estresadas”.

Juan Carlos Alderete, director de análisis económico del Grupo Financiero Banorte.

México exportó productos por 40,313 millones de dólares en agosto, una caída intermensual de 4.6% con cifras ajustadas por estacionalidad, su mayor descenso en 15 meses, informó el Inegi.

Con esas mismas mediciones, las importaciones mexicanas totalizaron 44,216 millones de dólares, una reducción de 3.36 por ciento.

Consecuentemente, México registró un déficit de 3,902 millones de dólares.

“El declive estuvo liderado por una caída de 4.5% mensual en las exportaciones de petróleo crudo y de 14.4% en el resto de las petroleras; sin embargo, el retroceso de 5.0% en las exportaciones manufactureras también fue de gran relevancia, pues es el más profundo en 12 años”, comentó Marcos Daniel Arias Novelo, analista de Monex, en un reporte.

Por segundo mes consecutivo, añadió, las exportaciones automotrices cayeron en 4.7% en forma intermensual, lo que las ha llevado a representar 30.1% del total de las exportaciones manufactureras versus 36.7% de inicios de año y a ubicarse en los niveles promedio de 2017.

“Consideramos que esto se debe todavía a la pandemia, especialmente el repunte a nivel global que resultó en nuevos confinamientos –sobre todo en China y otros países asiáticos–, lo que tuvo un efecto compuesto en cadenas de suministro que ya se encontraban estresadas”, opinaron Juan Carlos Alderete y Francisco Flores, analistas de Banorte, en un reporte conjunto.

En particular, se observaron pérdidas tanto en autos (-4.7%) como “otras exportaciones” (-5.1 por ciento).

“El impacto en las primeras se observó a pesar de algunas señales positivas en Estados Unidos y comentarios de los productores de que algunos de los problemas por la falta de chips estaban empezando a moderarse. En las segundas, retrasos adicionales en el flujo de insumos podrían continuar impactando a pesar de una alta demanda del exterior, como sugieren varias encuestas”, añadieron los analistas de Banorte.

Respecto a las importaciones, hubo caídas generalizadas entre sus componentes, lo que sugiere, según Arias Novelo, que “podría haber una desaceleración moderada de la actividad económica nacional en el mes”.

Las importaciones de bienes de consumo fueron las más afectadas con un retroceso 6.3% intermensual. Por otra parte, las importaciones de bienes intermedios tuvieron un declive de 3.0% y las de bienes de capital una reducción de 2.5%, “lo que sugiere un deterioro importante para la industria”, de acuerdo con Arias Novelo.

Datos interanuales

Las importaciones de productos de México crecieron 43.3% interanual en agosto. Con ello, acumularon un crecimiento de 34.5% en el periodo de enero a agosto del año actual (324,177.9 millones de dólares) y se ubicaron 6.6% por encima de los niveles antes de la pandemia, comparados con el mismo periodo de 2019.

Uno de los motores de la economía de México es su comercio internacional, impulsado sobre todo por su integración con América del Norte, a donde envía alrededor de cuatro quintas partes de sus exportaciones, con alto contenido regional, incorporando insumos, partes y componentes importados desde Estados Unidos y Canadá.

Por su parte, las exportaciones mexicanas tuvieron un dinamismo menor, al aumentar 9% en agosto.

En forma acumulada, en los primeros ocho meses del año, las exportaciones subieron 24.3%; mientras que avanzaron 3.5% en comparación con los niveles inmediatos antes de Covid-19.

La pandemia hizo estragos en la economía mexicana sobre todo en la primera mitad de 2020 (con más agudeza en abril y mayo), de modo que tanto las exportaciones como las importaciones se han desacelerado en 2021 en términos interanuales por tener bases de comparación más bajas primero, tendiendo luego a la normalidad.

A tasas anuales, las tres categorías de importaciones mexicanas crecieron en agosto: bienes de consumo (43.9%), bienes intermedios (44.5%) y bienes de capital (31.2 por ciento).

En cuanto a las ventas externas en agosto, las petroleras se incrementaron 53.1% en forma interanual; en tanto que las no petroleras fueron 6.9% más altas que en el mismo mes del año pasado.

Desagregadas estas últimas, las exportaciones agropecuarias crecieron 20.4% en agosto (1,278.2 millones de dólares), las extractivas escalaron 23.6% (906.6 millones) y las manufactureras subieron 6.1% (35,556.8 millones).

Los aumentos anuales más importantes se observaron en las exportaciones de productos de la siderurgia (70.4%), de productos plásticos y de caucho (26.2%), de alimentos, bebidas y tabaco (18.8%), de equipos y aparatos eléctricos y electrónicos (15%) y de maquinaria y equipo especial para industrias diversas (7.6 por ciento).

En tanto, las exportaciones de productos automotrices mostraron un descenso anual de 11.8%, el cual fue resultado de retrocesos de 12.4% en las ventas canalizadas a Estados Unidos y de una reducción de 9.3% en las dirigidas a otros mercados.

En forma acumulada, en los primeros ocho meses del año, las exportaciones subieron 24.3%; mientras que avanzaron 3.5% en comparación con los niveles inmediatos antes de Covid-19.

Uno de los motores de la economía de México es su comercio internacional, impulsado sobre todo por su integración con América del Norte, a donde envía alrededor de cuatro quintas partes de sus exportaciones, con alto contenido regional, incorporando insumos importados desde EU y Canadá.

roberto.morales@eleconomista.mx