El valor de las exportaciones de productos de América Latina y el Caribe (ALC) crecería a una tasa interanual de 25% en 2021, mientras que el valor correspondiente de México escalaría 17%, proyectó la Cepal.

En esa misma comparativa, las ventas externas de América del Sur subirían 34%, las de El Caribe avanzarían 31% y las de Centroamérica se incrementarían 24 por ciento.

En general, los países que venden al exterior materias primas se han visto favorecidos por los altos precios internacionales de esos bienes, mientras que los que exportan manufacturas se vieron afectados por la carestía mundial de chips semiconductores; ambas partes han enfrentado problemas logísticos derivados sobre todo de la pandemia de Covid-19.

En sus Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe, la Cepal proyecta que el incremento del valor de las exportaciones regionales de bienes en el año en curso se impulsará por el alza de 17% de los precios de exportación y una expansión de 8% del volumen.

Por su parte, el valor de las importaciones de bienes aumentaría 32%, como resultado de una expansión de 20% de su volumen y de 12% de sus precios.América del Sur registraría el mayor aumento del valor exportado en 2021, ya que, dada su especialización exportadora, se beneficiaría especialmente de los mayores precios de las materias primas.

Una situación similar se observa en el Caribe, que se beneficiará de los altos precios del petróleo, el gas y la bauxita exportados por Guyana, Trinidad y Tabago y Jamaica, respectivamente.

En el extremo opuesto, el valor de las exportaciones mexicanas (que consisten mayoritariamente en manufacturas) crecería impulsado sobre todo por la expansión de su volumen. Una situación similar se aprecia en el caso de Centroamérica.

Por su parte, el valor de las importaciones crecería más de 25% en todas las subregiones y México.

Entre los principales socios comerciales de la región, el mayor dinamismo en 2021 se proyecta en los flujos con Asia y dentro de la propia región.

El aumento de 35% proyectado en el valor de las exportaciones a China concuerda con la estructura de los envíos a ese país.

Estos se componen casi exclusivamente de materias primas y recursos naturales procesados, por lo que su valor se incrementa debido a los mayores precios de esos productos.

Por su parte, el comercio intrarregional se recupera en 2021 de una caída que se inició en febrero de 2019 y que se profundizó abruptamente durante la pandemia.

Varios sectores manufactureros, como el metalmecánico (83%), el automotor (66%) y el de textiles, confecciones y calzado (54%), mostraron alzas interanuales elevadas de los envíos intrarregionales durante el primer semestre del año.

No obstante, la participación del mercado regional en las exportaciones totales de bienes se situaría en 13% en 2021, lejos de su nivel máximo de 21%, alcanzado en 2008.

La contracción que registró en 2020 el volumen del comercio mundial de bienes a causa de la pandemia de enfermedad por coronavirus (Covid-19) fue la primera desde la ocurrida en 2009 como producto de la crisis financiera mundial. No obstante, su magnitud fue mucho menor: -5.3% frente a -12.6%, respectivamente.

Tras registrar en mayo de 2020 el mayor descenso interanual desde el inicio de la pandemia (-16.9%), el comercio mundial de bienes ha tenido una marcada recuperación.

Para la Cepal, esta es el resultado del gradual levantamiento de las restricciones a la movilidad, del avance en los procesos de vacunación en las principales economías mundiales y de los programas de estímulo económico adoptados desde la irrupción de la pandemia (sobre todo en los países desarrollados).

roberto.morales@eleconomista.mx