La crisis de la energía eléctrica por la reducción del suministro de gas natural y la falta de semiconductores alteró la recuperación que marcaba la producción de vehículos ligeros en México, y generó efectos adversos al marcar una caída de 29% en febrero pasado, reportó el Inegi.

La industria automotriz ensambló 238,868 unidades durante el segundo mes del presente año, lo que contrasta con las 335,708 unidades del mismo mes del 2020, y representa su volumen de producción más bajo desde 2011.

“La producción de vehículos ligeros de la industria automotriz registró una disminución de 28.9% en febrero del 2021, hilvanando su segundo mes consecutivo con variaciones anuales negativas después de que en diciembre 2020 había crecido 18.4%”, refirió Julio Santaella, titular del Inegi.

A mediados de febrero, las empresas automotrices se vieron obligadas a reducir su producción por las interrupciones eléctricas a nivel nacional por el bajo suministro de gas natural, luego de la nevada en Texas, Estados Unidos que provocó la suspensión de importaciones mexicanas del combustible.  

La industria automotriz tuvo que realizar paros y ajustes de producción, lo cual llevó a que el ensamble de febrero fuera el más bajo del periodo desde que comenzó la pandemia por el Covid-19, en marzo y abril, cuando la actividad económica se vio suspendida por la emergencia sanitaria. 

El menor dinamismo en las marcas automotrices que ensamblan en México provocó que las ventas externas disminuyeran 22% en febrero pasado, al exportar 213,987 autos ligeros.

General Motors, la principal ensambladora en México, sufrió un fuerte descenso de producción y exportación, de 44.2% y 46.8%, pues se vio obligada a realizar paros técnicos por la recomendación gubernamental de reducir su consumo de gas natural al 80%, además de que enfrenta el desabasto de chips en sus plantas. La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) anticipó que la problemática de escasez de chips impactaría negativamente a la producción de vehículos en México, por lo menos durante el primer semestre, en lo que el sector de los chips se recupera de inventario.

Hace unos días, General Motors informó que continuará con paros técnicos en sus plantas de Norteamérica por el suministro de semiconductores.

Durante febrero pasado, las exportaciones mexicanas de autos a Estados Unidos se redujeron 9.4%, con el envío de 164,719 unidades. Mientras que en el periodo del bimestre acumulan 346,847 autos enviados, con caída de 15% durante ambos meses.

Al primer bimestre, México produjo 376,339 camionetas y SUV´s, que representan el 72.1% del ensamble total.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx