La cirugía mayor propuesta por el nuevo gobierno en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) iniciará en febrero con los trabajos de mantenimiento de una de sus dos pistas (05L-23R) para lo cual se destinarán 147.3 millones de pesos, los cuales serán aportados por la misma terminal.

Dichos trabajos se debieron realizar el año pasado, incluso el procedimiento de licitación se inició, pero fue cancelado antes de la presentación de propuestas económicas. Entre las empresas que tenían interés de realizar los trabajos están: Coconal y Proyekta Constructora.

Se prevé que en tres meses se concluyan los trabajos que permitirán generar las condiciones de seguridad de la pista, a la par de que iniciarán otras actividades con recursos presupuestales (como el desmantelamiento del hangar presidencial para construir una plataforma de abordaje) como parte del proyecto de sistema aeroportuario (junto las terminales de Santa Lucía y Toluca) propuesto a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

El mantenimiento a la infraestructura no puede postergarse más, consideran en la administración del AICM, porque se encuentra en un suelo lacustre donde “se originan asentamientos diferenciales, produciendo deformaciones, que aunadas al intemperismo y a las condiciones de carga de aeronaves a la que se ve sometida la totalidad de la pista, se presentan deterioros en la carpeta asfáltica, tales como: depresiones, fisuras longitudinales y transversales, y baches”, los cuales producen desprendimiento de materiales generando factores de riesgo en las operaciones.

Debido a la declaratoria de saturación que tiene actualmente la terminal, la oferta de operaciones se encuentra limitada a 450,000 cada año, de las cuales 9% se ha realizado con algún tipo de retraso por problemas relacionados con la infraestructura del aeropuerto.

“Los principales problemas que propician los retrasos en los vuelos relacionados a las condiciones de la pista 05L-23R son lluvias, desprendimiento del asfalto, grietas y fracturas, trabajos de mantenimiento emergentes menores”, se argumenta ante la Secretaría de Hacienda para realizar la inversión.

Mantenimiento permanente

La administración del aeropuerto capitalino dejó en claro en su reporte a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que la mejor opción para mantener su nivel de operación seguro es dar el mantenimiento a la pista en lugar de una reestructura total porque ello implicaría suspender operaciones mientras eso ocurra.

“Cabe aclarar que independientemente de la alternativa seleccionada, los tiempos de vida útil de la pista 05L-23R se reducen derivado de los hundimientos diferenciales propiciados por el suelo en donde se encuentra construido el AICM, lo que genera fracturas, hundimientos, baches, por lo que es necesario realizar el tipo de mantenimientos presentados en un periodo no mayor a dos años de manera constante, para evitar mayores problemas como los presentados en situación actual”, se explicó. Se precisa que el costo de las tareas bianuales seguirá incrementando en el largo plazo (el último mantenimiento similar fue por de 100 millones de pesos).

De acuerdo con el calendario de los trabajos de mantenimiento en la pista, este mes se lanzará la licitación para elegir quien los realice y a todos los interesados se les informará que, para evitar contratiempos en las operaciones cotidianas, el horario establecido es entre la 1 de la mañana y 5 de la mañana, para evitar inconvenientes y molestias a los pasajeros.