Para el primer semestre de 2022, se pronostica que el número de trabajadores que solicite una incapacidad temporal será de 1.5 millones, lo que representa un gasto institucional de 1,215 millones de pesos, según estimaciones del IMSS.

Mauricio Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó en redes sociales que se espera un incremento de 749,000 de incapacidades más que en 2021, y que representó un gasto para la institución de 1,270 millones de pesos.

Hernández detalló que “el monitoreo de la pandemia también se hace a través de las incapacidades temporales para el trabajo (ITT), que ofrecen un panorama de la situación por entidad federativa, sexo, tipo de empleo y de empresa”.

El director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS explicó que el incremento de solicitudes de incapacidades temporales en la última semana, hasta el 7 de enero de 2022, destacan con una elevación mayor de 300% las entidades federativas de Colima, Durango, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas. 

Este comportamiento coincide con el arribo de la variante Ómicron de Covid-19 y el incremento de contagios a nivel nacional de esta enfermedad, que este miércoles 14 de enero registró una cifra récord de 44,187 nuevos casos.

En tanto que las entidades con más incapacidades temporales durante la pandemia de Covid-19 son:

  • Estado de México
  • Ciudad de México
  • Jalisco
  • Nuevo León

El número de incapacidades se correlaciona con el número de trabajadores asegurados en la entidad, explicó el directivo del IMSS.

En tanto, Mauricio Hernández destacó que la segunda semana de 2022 inició con 92,000 incapacidades temporales para el trabajo registradas en el IMSS, lo que significó un aumento de 460% en las últimas dos semanas y el pico más alto en lo que va de la epidemia del coronavirus en México.

kg