Guadalajara, Jal. El proyecto de Presupuesto de Egresos 2018 para Jalisco prevé la creación de tres fondos por un monto total de 90 millones de pesos, para implementar el Sistema Estatal Anticorrupción, el nuevo Sistema Penal Acusatorio y las reformas laborales.

El titular de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Héctor Pérez Partida, detalló que 50 millones de pesos serán para el sistema penal y los otros 40 millones para el Sistema Anticorrupción y las reformas laborales que entrarán en vigor en el 2018.

Al desglosar el contenido del Paquete Económico para el 2018 que el Ejecutivo estatal entregó al Congreso local el pasado 1 de noviembre, por un total de 108,309 millones de pesos, Pérez Partida destacó que no se contratará más deuda ni habrá incremento de sueldos.

“No se contempla ningún endeudamiento ni de corto ni de largo plazo; seguimos con la misma política de tener unas finanzas públicas sostenibles, de mantenernos  en semáforo verde en la evaluación que hace la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en dejar capacidad de endeudamiento para que los nuevos gobiernos puedan emprender los proyectos de inversión que consideren necesarios”, puntualizó el funcionario.

No obstante, indicó que el próximo año se abrirán nuevas plazas laborales en el gobierno estatal.

Detalló que se trata de 41 brigadistas contra incendios para la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, 35 plazas nuevas para el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, 22 para la Procuraduría Social, 15 para la Contraloría estatal y 16 para la Fiscalía Anticorrupción.

Prioridades

El titular de la Sepaf reiteró que en el último presupuesto que ejercerá la actual administración estatal se mantendrán las mismas prioridades; es decir, los rubros de educación, salud, seguridad y medio ambiente, que se llevarán la mayor parte del recurso.

“El sector educativo es el que se lleva la mayor parte de los recursos; luego sigue salud, está el tema de seguridad pública, movilidad, medio ambiente, movilidad, cultura, innovación, campo”, detalló.

Pérez Partida aclaró por otra parte que, aún cuando no se contemplan nuevos impuestos ni aumento a los actuales, sí habrá un ajuste de algunos derechos conforme al incremento a la inflación.

Por ejemplo, el costo del refrendo vehicular pasará de 507 a 522 pesos; es decir, tendrá un aumento de casi 3 por ciento.