El 39% de las empresas alemanas instaladas en México se verán en la necesidad de reducir su plantilla laboral en los próximos días, por no haber ayuda financiera y apoyos fiscales por parte del gobierno mexicano.

Los socios de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) se verán en la necesidad de reducir su plantilla laboral en México ante el inminente decrecimiento económico causado por la crisis del Covid-19.

De acuerdo con una encuesta realizada por el organismo entre sus agremiados, el 50% de las empresas con presencia en México espera poder mantenerla, como parte del compromiso entre el sector privado, en donde consideran apoyar a sus empleos y proveedores.

En tanto, el 11% tiene planes de aumentarla, pues algunas cuentan con planes de expansión desde hace unos años previos.

La Camexa demandó al gobierno de México a considerar la aplicación de instrumentos comprobados como son estímulos fiscales y la creación de paquetes de apoyo con el ánimo de proteger la planta productiva y el empleo, siguiendo de esta manera el ejemplo de otros países industrializados en el mundo, como también se realiza en Alemania.

“El Consejo se muestra convencido que mediante un esfuerzo entre el gobierno y la iniciativa privada es posible hacer frente a la actual crisis”, revela como parte de los resultados para México de una encuesta coyuntural. 

Abundó que el Consejo Directivo de Camexa, constituido por empresarios mexicanos y alemanes de diferentes sectores, coincide que el resultado de la encuesta no sólo refleja el sentir de los socios de la Cámara sino de una gran parte del empresariado en México.

Al ser cuestionados sobre la situación de la empresa actualmente, el 36% de los socios dijeron que la pasan mal; y para los próximos 12 meses, el 69% de las empresas consideran que su situación empeorará.

Sobre el tema de cómo se desarrollarán las inversiones de su empresa en el país en los próximos 12 meses, el mayor porcentaje (36%) dijeron que no inyectarán capitales, un 35% considera que serán menos inversiones y el resto sin cambios.

Mientras que el 76% de las empresas respondieron que sus ventas reducirían entre 10 hasta 50% durante la pandemia del Covid-19.