Grupo Elektra prevé que hacia 2022 el 20% de sus ventas provengan del comercio electrónico, la plataforma lleva siete meses en operación y Juan Carlos García, director de comercio electrónico y omnicanal de Elektra, apuesta porque hacia el futuro las tiendas físicas se conviertan en un punto de experiencia.

“Tenemos un plan para que en cuatro años esto represente por lo menos el 20% de todas las ventas del grupo, y que sea incremental. Además tenemos otros proyectos que van a salir este mismo año, como el market place, donde daremos acceso a nuestros clientes para que puedan comprar categorías que típicamente no manejamos en tienda, como ropa, calzado y juguetes, pero sí lo tendremos online”, adelantó el directivo. 

Detalló que con la próxima entrada de Market Place ampliarán el portafolio de oferta hacía sus consumidores, principalmente aquellos que cuentan con crédito Elektra, para que no tengan que ir a otras tiendas.

En octubre de 2017 la empresa de tiendas departamentales anunció su entrada al comercio electrónico y presentó su formato omnicanal, donde sus más de 1,200 unidades comenzaron a funcionar como puntos de venta, financiamiento, recogido en tienda, soporte y servicio a clientes. 

“Los resultados iniciales son muy prometedores, hemos crecido triple dígito, no ha sido fácil, porque tuvimos que hacer inversiones muy importantes, sobre todo en la parte logística, plataforma tecnológica y todo el servicio a clientes. Hoy en día más del 99% de los pedidos los estamos entregado a tiempo -y gratis-”, dijo Juan Carlos García. 

Al cierre de 2017 la empresa pública reportó en su informe anual contar con 1,216 tiendas Elektra en México, Centro y Sudamérica; dejando claro que se dejarán de conservar puntos de contacto que no cumplan con los estándares de rentabilidad establecidos, y que la ubicaciones de las nuevas aperturas estarán siendo seleccionadas tras un análisis detallado.

“Estamos tratando de hacer aperturas más inteligentes, sí seguimos con el plan de expansión de tiendas físicas, que cuenten con una mejor experiencia que la red anterior, pero hoy sí lo hacemos con la visión omnicanal, y es que todas las tiendas nuevas ya llevan un kiosco. La visión que tenemos es que eventualmente muchas de las tiendas se van a transformar en puntos de contacto y servicio”, compartió el directivo.

Estimó que de las más de 1,200 tiendas ya más de 500 cuentan con kioscos, y será para el Buen Fin -noviembre 2018-que el 100% de las unidades ya cuenten con uno, al momento el total de las unidades tienen una tablet donde el promotor puede tener acceso en tiempo real de todas las bodegas de la cadena.

Respecto a las ventas, dijo que este año mundialista lo más vendido son las pantallas, pero las otras dos categorías que están en su mejor momento son smartphones - incluidos sus accesorios-, y videojuegos. 

maria.rodriguez@eleconomista.mx