La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó ayer una pérdida 95% mayor que la del 2012, de 37,552 millones de pesos en el acumulado del ejercicio 2013, derivado de las deficiencias operativas y el pago de deuda que arrastra la entidad energética estatal.

En su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores destacó que sus ingresos por ventas de electricidad ascendieron a 318,409 millones de pesos, un monto superior en 2.3% al obtenido durante sus operaciones del 2012.

Sin embargo, su costo de ventas aumentó también en poco más de 5%, al pasar de 314,000 a poco más de 330,000 millones de pesos en el acumulado anual.

En el rubro de gastos generales de la empresa, que contempla los activos y servicios que rodean a la operación, la estatal redujo el monto invertido al pasar de 6,936 millones a 6,904 millones de pesos en la comparación interanual.

Pero el gasto que más influyó en la pérdida, según el reporte, fue el de operaciones financieras; éste ascendió a 24,000 millones de pesos, de los cuales más de 21,000 millones fueron intereses acumulados por pago de deuda.

Así, entre la pérdida de más de 15,000 millones en la operación y sus compromisos financieros previos al 2013, la CFE acumuló la pérdida neta de 37,500 millones de pesos, que prácticamente duplicó los 19,000 millones de pesos en pérdidas que reportó en el 2012.

CUARTO TRIMESTRE

A diferencia del último cuarto del 2012, que tuvo la mayor influencia para la pérdida de la empresa, en los últimos tres meses del 2013 se observó un mejor comportamiento operativo y financiero, el cual fue suficiente para contener la pérdida anual.

Por ejemplo, durante septiembre, octubre y noviembre del 2013 la CFE tuvo un ingreso por ventas de electricidad de 79,856 millones 4,500 millones de pesos más que los reportados en el mismo periodo del año anterior , lo que implicó un crecimiento en la ventas de casi 6% en un año.

El costo de ventas, de 69,300 millones de pesos, también reflejó una mejor práctica de la CFE en la comparación interanual del último trimestre del año, ya que el que se reportó en los meses de octubre, noviembre y diciembre del año anterior fue de 73,210 millones de pesos, monto que casi se equiparó con los ingresos totales de ese trimestre.

Por tanto, el último cuarto del año cerró con una utilidad de poco más de 4,000 millones de pesos, contra la pérdida de casi 9,000 millones que tuvo la estatal en el mismo periodo del 2012.

[email protected]