La caída de las importaciones mexicanas de maquinaria y bienes de consumo se prolongará de continuar el fortalecimiento del dólar, cuyo precio en ventanillas bancarias superó por primera vez la barrera de los 20 pesos, anticiparon analistas.

En junio pasado, último mes con información disponible, la compra de maquinaria externa acumulaba ya cuatro meses con descensos, mientras que la importación de bienes de consumo hiló tres meses de caídas, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Desde entonces el tipo de cambio registra un aumento de 7.8%; si se considera lo que va del año, el incremento se ubica en 14.3 por ciento.

La caída en las importaciones de los bienes de capital y de consumo le concierne no sólo a la depreciación de la moneda mexicana ante el dólar estadounidense, que desde el 2014 acumula 33.5%, también influyen la debilidad industrial, con una menor percepción de mejora en el sector, y el recorte en el gasto público, porque en la medida en que haya menor inversión en infraestructura, puede ocasionar que la inversión privada se vea afectada con menores incentivos , indicó la analista de Ve Por Más, Mariana Ramírez.

La Inversión Fija Bruta (IFB) reportó en junio su segunda contracción durante el primer semestre del año con una caída de 0.7% a tasa anual desestacionalizada; en el mismo periodo, por cuarto mes consecutivo se presentaron número negativos en la inversión de maquinaria y equipo importado, que cayó 9.3%, su contracción más pronunciada desde febrero del 2010, que fue de 12 por ciento.

Dicha reducción concuerda con lo reportado en la balanza comercial del Banco de México (Banxico), de enero a julio del 2016, el total de importaciones se redujo en 4.4% anual, principalmente afectadas por una baja en la compra de bienes intermedios de 3.6% anual (76% del total importado), que a su vez se sumó a otra en los de consumo de 7.6% , dijo el analista de Scotiabank Luis A. Jaramillo.

En tanto, el consumo de los hogares mexicanos cerró el primer semestre del año con un crecimiento de 3.1% en junio, impulsado por la compra de bienes de origen nacional, mientras las importaciones de bienes mostraron uno de los indicadores más bajos en los últimos ocho años, al caer 5.1%, su indicador negativo más pronunciado desde diciembre del 2009, cuando se hundió 10%, muestra el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior del Inegi.

El analista de Actinver José Antonio Cebeira González refirió que se está cumpliendo uno de los peores escenarios, el ambiente macroeconómico actualmente está bastante volátil por probabilidades del aumento de tasa por parte de la Fed (miércoles) y las elecciones en Estados Unidos (...) Acabando dichos comicios, dependiendo del resultado, esto puede cambiar; en el caso de que Trump ganara, el panorama será complicado, llegando a ver el tipo de cambio hasta en 26 pesos .

[email protected]