Ante la escasez de semiconductores y la intención de volver autosuficiente a la región en su abasto, nuestro país no cuenta con electricidad barata ni suministro de agua suficiente para instalar plantas: autopartistas

El desabasto de semiconductores ha provocado que el 38% de los modelos de vehículos ligeros que son ensamblados en América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá) resulte afectado, pues 65 de los 170 modelos producidos en la región han enfrentado limitaciones de armado, principalmente de las empresas como General Motors, Honda, Stellantis y Audi, afirmó el presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Óscar Albín.

No obstante, lamentó que México no cuente con las condiciones competitivas de infraestructura (como es la capacidad de abasto de agua y generación eléctrica competitiva), y mucho menos de capital para instalar una planta de semiconductores, a diferencia de sus socios comerciales, Estados Unidos y Canadá. “El principal insumo de la primera parte para un semiconductor son las maquinas que se requieren para hacerlo, un alto consumo energía eléctrica y agua, esas son las necesidades. Definitivamente, en ninguna de las tres cosas podemos competir México contra Estados Unidos o Canadá”, dijo, al ejemplificar que Canadá cuenta con producción de energía eléctrica, hidroeléctrica poderosa y con costo bajo, y el agua está las 24 horas.      

“Para poner una fábrica de semiconductores, la inversión inicial es de 3,000 millones de dólares, debe haber un proyecto país para justificar una inversión de ese tamaño, sobre todo cuando ya la tienes en otro lado, definitivamente debe haber un incentivo importante del gobierno que lo vaya a traer”, especificó el dirigente empresarial, al referir que mientras México ha padecido de estímulos a la inversión, la política de incentivos de Joe Biden en Estados Unidos ayudaría a instalar una planta de semiconductores en dicho país.

En conferencia de prensa virtual para presentar el reporte de producción y exportación automotrices en México al mes de marzo, el directivo de la INA mencionó que hasta el momento se ha visto afectado el 1.8% de la producción de vehículos a nivel mundial, equivalente a 1 millón 536,075 unidades y el 2.4% en Norteamérica, que representa 383,128 autos.

Previó que para el segundo semestre del año se pueda recuperar la industria al 100% del tema de los semiconductores, aunque, dijo, “depende de lo que suceda en Taiwán, porque enfrenta problemas políticos”, y es el principal productor de chips.

Rebote estadístico en marzo

En medio del problema de desabasto de semiconductores que obligó a diversas plantas automotrices a frenar sus operaciones desde finales del 2020, la industria automotriz en México repuntó su producción 12.5% durante marzo pasado, con el ensamble de 303,545 vehículos ligeros, al compararse con el primer mes afectado por la pandemia del Covid-19, cuando se fabricaron 269,774 unidades, reportó el Inegi.

De acuerdo con el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros (RAIAVL), presentado por el Inegi con información que proviene de 22 empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Giant Motors Latinoamérica y Autos Orientales Picacho, las empresas que presentaron caída fueron General Motors con 13.8%, Kia con 14.6%, Honda 5% y Jac con una baja en manufactura de 82% durante marzo.

Julio Santaella, titular del Inegi, afirmó que “debido a su conexión con el mercado externo, la producción de vehículos ligeros prácticamente ya está en niveles previos a la pandemia; en seis de los últimos nueve meses se han producido más de 300,000 unidades mensuales (347,906 en octubre 2020 y 303,545 en marzo 2021)”.

No obstante, la exportación de autos cayó 13% en marzo, al vender 256,119 vehículos ligeros. En dicho mes, prácticamente todas las empresas redujeron exportación, a excepción de Nissan que aumentó 34% y Toyota 67%, seguido por Ford con 35% y 9.5% de BMW.

Para el periodo enero a marzo de 2021 se reportó un total 693,639 unidades exportadas, que representa caída de 14.1% respecto a 2020.

Durante marzo pasado y el primer trimestre del 2021, las exportaciones de vehículos procedentes de México a Estados Unidos cayeron 14.1% y 14.5%, respectivamente, mientras que el resto de kis países que exportan al vecino del norte tuvieron un mejor comportamiento, en el que destaca Corea del Sur con repunte de 121%.

“Nuestra posición geográfica en esta ocasión no ha jugado en nuestro favor, lo sucedido a principios de año como fue el tema del desabasto de gas y energía eléctrica, han tenido el mayor efecto para nosotros, que no hemos podido regresar tan rápido como lo han hecho otros países”, sostuvo Fausto Cuevas, director de la AMIA.

kg