A pesar de que en el último año la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó un incremento en el consumo de los combustibles más caros para generar electricidad, como el diésel y el carbón, el gobierno decretó menores tarifas eléctricas en los sectores doméstico de bajo consumo, de alto consumo e industrial a nivel nacional, con reducciones que van desde 1.9 hasta 2.4 por ciento.

En el caso de la tarifa de alto consumo (DAC), la caída en el precio fue de 2.45% en las variaciones por Kilowatt hora que los consumidores de las siete tarifas superan después de demandas mínimas mensuales por zona; en este rubro, los precios bajaron de 3.76 a 3.66 pesos por kilowatt hora (KWh) entre diciembre y enero. A ello se suma el cargo fijo que tuvo una reducción de 80.69 a 80.63 pesos por kilowatt hora en la zona central y con variaciones similares en el resto del país.

La tarifa industrial cayó 2.4% en baja tensión de 2.41 a 2.186 pesos por KWh en el rango de hasta 50 KWh al mes, con la misma variación en los siguientes rangos; el cargo fijo también tuvo una reducción, de 53.31 a 53.27 pesos.

Los consumidores domésticos con demanda inferior a 250 KWh mensuales obtuvieron una tarifa de 0.809 pesos por Kilowatt hora, que implica una reducción de 1.94%; en tarifas donde sube el subsidio durante el verano, la variación es la misma y hubo cambios durante los meses de mayo, junio, julio y agosto, en que el costo por Kilowatt hora será de 7.11 pesos para estos consumidores.

Combustibles más caros

A pesar de que el Ejecutivo aseguró que la competencia y el mayor consumo de gas traerían menores tarifas tras la reforma, aún no hay un mercado y durante el año pasado se observó menor consumo de gas para la generación e incrementos de los consumos de diésel, combustóleo y carbón, hasta el último mes reportado por la Secretaría de Energía.

En el caso del diésel, de enero a noviembre se observó un incremento de 146% y el precio de este combustible aumentó 6.9% en el mismo periodo. El consumo de combustóleo creció 4.1% y el precio cayó 1.1%, asimismo el consumo de carbón incrementó 5.6%, a pesar del alza de 2.9% en su precio. Sólo en el caso del gas se reportó menor consumo con una caída de 0.2% a pesar de que el precio pasó de 7.15 a 3.87 dólares por BTU en 11 meses dentro de la región norteamericana, la más barata del mundo.

Aduce asambleísta del PRD

Trampa con truco , baja de la CFE

El anuncio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de que el costo de la energía eléctrica disminuirá 2% en el 2015 en realidad es una trampa con truco’’, porque están reduciendo el umbral del subsidio de kilowatt-hora al consumidor, que significará sea más cara, aseguró el diputado Alejandro Ojeda Anguiano.

El presidente de la Comisión Especial Sobre el Suministro y Cobro de Energía Eléctrica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal agregó que en este acuerdo, que comenzó el 1 de enero, se establecen las tarifas finales de energía eléctrica del suministro básico a usuarios domésticos, y que esto es complicado de explicar al consumidor, y por eso el engaño.

Ejemplificó que una familia en la ciudad de México que consumiera bimestralmente 261 kilowatt-hora en el mes de diciembre del 2014 pagó 150 kilowatt-hora a un costo de 0.822 pesos y los restantes 111 kilowatt-hora a 0.993 pesos, y facturó un total de 233.52 pesos más el IVA.

La realidad es que a partir de este mes de enero, sobre un consumo igual, los usuarios tendrán que pagar 75 kilowatt-hora a 0.809 pesos, 65 kilowatt-hora a 0.976, y los 121 kilowatt-hora restantes al desaparecer el subsidio se pagarán a 2.859 pesos, que al fin de cuentas la factura total será de 470 pesos al bimestre, lo que representa más de 100% de incremento.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática sustentó que se baja de 150 a 75 kilowatt-hora el beneficio tarifario y se reduce de 280 a sólo 65 adicionales. (Rubén Torres)

kgarcia@eleconomista.com.mx