El consejo de administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aprobó la construcción de tres centrales eléctricas de ciclo combinado por una capacidad de 1,720 megawatts, en el Centro y el Noreste del país.

Esta capacidad equivale a 2.2% del total instalado en el país entre las instalaciones propias de la estatal y las de privados y a 21% de la capacidad mediante ciclos combinados en México.

En mayo, el director general de la estatal eléctrica, Manuel Bartlett, aseguró que existían planes para que en 2019 se llevaran a cabo cinco licitaciones para nuevas plantas de ciclo combinado a gas y vapor de agua de la estatal.

Tras las negociaciones de contratos para los siete tramos de gasoductos que involucran un volumen de casi 7,500 millones de pies cúbicos adicionales al sistema, el país contará con un transporte de 40% más de gas del cual por lo menos dos terceras partes serán utilizadas por la CFE en plantas de ciclo combinado.

Además, el primer Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen) de la actual administración, para el periodo 2019-2033, plantea la instalación de 18,880 megawatts únicamente por parte de la CFE entre el 2019 y el 2025, lo que equivale a 27% de la capacidad actual del país.

En este documento indicativo de planeación para los siguientes 15 años que la subsecretaría de Electricidad de la Secretaría de Energía (SENER) tiene la obligación de actualizar cada año, se presentaron además planes para la  instalación de sólo 2,914 megawatts mediante plantas renovables, principalmente fotovoltaicas, en el mismo lapso. Este volumen equivale únicamente a 15% del aumento en la capacidad que se pretende llevar a cabo durante este sexenio mediante fósiles y cogeneración de la industria, y además será también promovido únicamente por la CFE.

[email protected]