Frente al fenómeno de migración de la manufactura China al resto del mundo, las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México tiene la oportunidad privilegiada de sustituir las importaciones de manufactura “sencilla” de Oriente para atender al mercado de Norteamérica y definir las cadenas de valor dentro del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), dijo Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

No obstante, para prepararse dentro de la reactivación económica se requiere dotar de financiamiento y garantías para las empresas, pugnó.

Al presentar el lanzamiento del programa 2020 de CreoMX, el representante de las grandes empresas en México destacó que la pandemia de Covid-19 y el confinamiento dejó una experiencia para fortalecer las cadenas de valor en la manufactura en la región de Norteamérica para elevar la competitividad de la región.

“El T-MEC, ante la situación actual entre Estados Unidos y China, es una gran oportunidad para las mipymes, estamos hablando, que el Covid nos enseñó el gran valor de las cadenas de valor, cuando se pararon las actividades de ambos países nos dimos cuenta de lo importante que era mantener esas cadenas de valor de la manufactura”, resaltó Del Valle.

kg