Controladora Comercial Mexicana anunció que en los próximos días presentará una solicitud de concurso mercantil preacordado para oficializar los términos de la reestructura de deuda que la empresa convino hace unas semanas con la que, según dijo, es la mayoría sustancial de sus acreedores.

Sin embargo, pese al acuerdo de reestructura previo alcanzado entre las partes, especialistas advirtieron que el eventual concurso mercantil podría no marchar sobre ruedas, en caso de que ya en tribunales La Comer no logre entre sus acreedores, el consenso mínimo marcado por la ley en torno de los términos preacordados de la citada reestructura.

El trámite de un concurso mercantil preacordado requiere que Comercial Mexicana cuente con el voto favorable de los acreedores comunes que posean, cuando menos, 40% de su deuda, y ya con el juicio en marcha, esa cifra debe ascender a 50% para que el juez pueda emitir una sentencia que tenga efectos en la totalidad de los acreedores , comentó Jorge Sepúlveda García, abogado del buffete García Jimeno.

Sepúlveda agregó que el problema sería la determinación de dichos porcentajes, pues podría haber incertidumbre respecto de los montos de las deudas relacionadas con la especulación con instrumentos financieros derivados y al orden prioritario que debería otorgarse a su pago frente a otro tipo de créditos destinados a usos más eficientes como la inversión fija.

Piedras en el camino

De no alcanzar el consenso necesario entre sus acreedores en seis meses, una vez aceptado el concurso mercantil, el jurista estimó que la reestructuración vía concurso mercantil se vería frustrada.

Para María Susana Dávalos, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, otras complicaciones podrían derivar de las deficiencias que, dice, tiene la legislación en materia concursal para resolver equitativamente los conflictos de intereses entre las distintas clases de acreedores involucrados.

En días pasados, el especialista en insolvencias de Deloitte, Adam Bryk, reconoció que debido a que es relativamente nueva, la actual legislación no se ha probado lo suficiente en diversas circunstancias -como podría ser la del concurso mercantil preacordado, del que sólo hay un antecedente-, por lo que podría causar incertidumbre la actuación de las autoridades y su aplicación de la ley.

La acción de La Comer ganó ayer 2.09%, aunque analistas han reconocido que por el momento, el mercado ya descontó el acuerdo de reestructura de deuda de la empresa.

[email protected]