En un evento realizado en el centro de Bogotá, al que asistieron más de 300 personas, entre altos directivos, funcionarios y medios de comunicación, el presidente de la República, Iván Duque, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y el gerente de la empresa Metro, Andrés Escobar, anunciaron oficialmente quién será el encargado de construir la primera línea del metro de la capital.

Horas después de conocerse el ganador de la licitación, a través del Secop II, el presidente confirmó que será el consorcio Apca Transmimetro quien se encargará del desarrollo de esta primera etapa. El grupo, integrado por China Harbour Engineering Company Limited y Xi’An Metro Company Limited, iniciaría su desarrollo el próximo año con el objetivo de que en el ﷯2025 entren en operación los primeros trenes.

Se debe recordar que en la puja por este megacontrato, que supera 13 billones de pesos colombianos (unos 3,800 millones de dólares), sólo se mantuvieron dos consorcios de los cinco que se presentaron inicialmente: Metro de Bogotá, integrado por Carso Infraestructura y Construcción de México; Promotora de Desarrollo de América Latina de México y FCC Concesiones de España competían contra Apca Transmimetro.

Después de analizar las propuestas, los chinos fueron quienes ganaron la licitación.

Pero, ¿qué recorrido tienen estas firmas que construirán una de las obras más esperadas en la ciudad? La firma Chec, filial de China Communications Construction Company Ltd, está dentro del listado de la lista Fortune Global 500, y ha operado diferentes negocios comerciales en el extranjero, por lo que ahora cuenta con más de 60 sucursales con clientes en 80 países y ejecuta proyectos por más de 10,000 millones de dólares.

Algunas de las construcciones que ha hecho esta firma están en obras en: ingeniería naval, dragado y recuperación, carretera y puente, ferrocarril, aeropuerto, montaje de equipos, obras municipales, medio ambiente, ingeniería hidráulica, planta de energía y energía, y exploración de recursos.

La oferta económica de Apca Transmimetro fue de 4.07 billones para el primer punto, de 3.46 billones para el segundo, y de 34.46 billones para el tercero, siendo así la más económica, ya que el Consorcio Metro de Bogotá entregó una oferta de 4.39 billones para el primer punto, de 3.49 billones para el segundo y de 37.73 billones para el tercero.

La oferta económica que presentaron los consorcios parte de tres componentes: (A) la suma de pagos en pesos durante la etapa de construcción; (B) la suma de pagos en dólares durante la etapa de construcción, y (H) lo correspondiente al cálculo de los pagos en etapa de operación, que son los pagos trimestrales uniformes durante 20 años. Para determinar el menor costo, la empresa Metro definió una fórmula en la que se evalúan los montos ofertados en cada componente, y a cada uno se le asigna una valoración. En este caso, fueron 50 puntos para el componente A, 31 para el B, y 19 para el H.

Tras la firma del contrato, que se espera que sea en diciembre, la empresa Metro cree que la obra iniciará en abril del 2020. Su desarrollo tardaría entre cinco y seis años para la primera línea, por lo que los primeros trenes entraran a operar a finales del 2025. En concreto, el contrato tendrá una duración de poco más de 27 años, que están divididos en 2,700 días calendario de obras, cerca de ocho años. Después de esto, vendrían 20 años de operación.