La Central de Abastos de Querétaro, ha dejado de comercializar unas 240 toneladas de mercancía debido a la apertura constante de las tiendas de autoservicio en los últimos cinco años, indicó el Presidente de la Asociación de Condóminos de la Central de Abastos de Querétaro, Juan Erreguín Olvera.

Esta cifra significa que el 30% de la comercialización anual de la central de abastos ha sido absorbida por las grandes cadenas comerciales.

Lamentablemente no se ha hecho nada por frenar ese tipo de situaciones, tenemos más de 25 años que no se construye un mercado municipal y para implementar ese tipo de comercialización se ponen muchas trabas, sin embargo a muchas tiendas de autoservicio no le dan la menor objeción explicó.

Erreguín Olvera explicó que a lo largo de esta administración federal, se solicitaron a través de los gobiernos estatal y municipal 45 millones de pesos del programa de Competitividad en Logística y Centrales de Abasto (Prológica) que maneja la Secretaría de Economía para lo cual se presentaron proyectos como el cambio de asfalto y cableado eléctrico, así como la instalación de cámaras de video vigilancia y la modernización del reciclaje de sólidos.

De esta petición, hasta el momento, solo se lograron transferir poco más de 5 millones de pesos, que fueron administrados por la anterior administración estatal en la fachada de la central de abastos, omitiendo todos los proyectos que presentaron los comerciantes.

No se respetaron los proyectos originales, se hicieron algunas acciones que obedecían a una cuestión que propuso la autoridad en su momento, porque lo que necesitamos es mejorar la infraestructura externa y no solo la fachada indicó.

A pesar de que durante las campañas electorales del 2009, tanto el entonces candidato, José Calzada como Francisco Domínguez, visitaron la central para solicitar el voto de los locatarios, hasta el momento han olvidado invertir en su infraestructura