El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de la Ciudad de México, Ricardo Navarro, confió en que el Senado de la República responda a la reforma laboral con oportunidad y responsabilidad, porque a nadie le conviene impedirla.

En su discurso durante la celebración del 138 aniversario del organismo, advirtió que el lugar que hoy ocupan los legisladores fue ganado en las urnas, "pero de ninguna manera extendimos un cheque en blanco ni licencia alguna a los partidos políticos ni a los representantes elegidos para servirse de los cargos públicos".

Ante el presidente Felipe Calderón Hinojosa, el dirigente empresarial manifestó que a nadie le conviene obstaculizar las grandes reformas que requiere el país para abonar a su desarrollo, y aseguró que al final de la administración federal quedan asignaturas pendientes que se deben sacar adelante.

Y es que desde hace ya muchos años escuchamos discursos reiterativos de que ahora sí habrá reforma fiscal, y que ahora sí vamos a avanzar en la participación privada en la producción, en la distribución y comercialización energética .

Por eso insistió en sus demandas de contar con una política fiscal diseñada para fomentar la inversión y no sólo la recaudación; un ejercicio de gasto público que fomente el mercado interno; un marco normativo que genere seguridad jurídica y más y mejores oportunidades de acceso al financiamiento.

Por eso, dijo, esperamos responsabilidad y oportunidad en el debate de la reforma laboral en el Senado de la República.

Aunque la demanda más importante es la seguridad y creación de un ambiente favorable para el desarrollo de los negocios y el bienestar de la población, destacó.

klm