Para mediados de mayo, al menos 50% de las 4 millones 760,000 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) enfrentará con mayor intensidad los problemas de liquidez para pagar su nómina, impuestos y reparto de utilidades, sostuvo la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Si el gobierno federal sigue aferrado a no otorgar apoyos fiscales, tributarios y de financiamiento, el panorama se puede deteriorar aún más en forma acelerada y probablemente para inicios de junio próximo “ya sea cerca de 70% de las mipymes mexicanas que estén resultando afectadas”, alertó Juan Manuel Chaparro, presidente de la Comisión de Fomento Industrial de la Canacintra. Un gran universo de las mipymes afectadas por la actual situación forma parte de la cadena de suministros o proveeduría hacia las grandes empresas que están involucradas dentro del T-MEC, que entrará en vigor en julio.

“Para estar acorde con este tratado modernizado, México debe empezar a homologar las actividades esenciales con las correspondientes en Estados Unidos y aportar una recuperación sincronizada, ordenada y más rápida de nuestra economía vía las cadenas productivas participantes”.

Juan Manuel Chaparro dijo que “el gobierno de México no debería dejar abandonados a su suerte a los empresarios y sus trabajadores”, ante la situación de emergencia sanitaria y económica, debe mostrarse solidario hacia los trabajadores de las mipymes, a través de un apoyo económico, para que el empresario no cargue con la totalidad de la nómina.

Informó que 19 estados han otorgado un paquete económico adecuado, con recursos que van desde 1,000 hasta 300 millones de pesos para apoyar a las empresas.

[email protected]