En el primer aniversario de la central nacional de trabajadores de los sectores minero, metalmecánico y metalúrgico, UNASIM, se puso de manifiesto la necesidad de frenar la imposición del gobierno norteamericano en la agenda laboral mexicana.

Tereso Medina, dirigente en Coahuila de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y representante sindical de las ramas automotriz y de autopartes, sostuvo que no se debe permitir que los congresistas estadounidenses ni mucho menos los líderes sindicales norteamericanos quieran convertirse en los auditores externos en materia de revisión de contratos colectivos, de la firma de contratos nuevos y en materia de democracia sindical.

“No se trata de que un país le imponga la agenda laboral a un país u otro, se trata de que en el esquema de la negociación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) todos ganemos. No entendemos por qué los congresistas quieren venir, incluyendo líderes sindicales de Estados Unidos a hacer una suerte de auditoría para ver si estamos cumpliendo con los postulados de la reforma”.

En presencia del subsecretario de Trabajo, Alfredo Domínguez Marrufo, y del subsecretario de Minería, Fernando Quiroga Fernández, los dirigentes destacaron que se requiere de un sindicalismo responsable, así como la unidad total de todas las centrales obreras, y de una reforma laboral que no destruya la estabilidad en el empleo formal, “como también necesitamos que sindicatos extranjeros no vengan a imponer una agenda laboral. Que se ocupen de su país, que defiendan su economía regional, como nosotros tenemos que defender la nuestra”, dijo Medina.

Revisión de contrato de general motors en EU impacta a sindicalizados mexicanos

Asimismo, se refirió a la compañía General Motors, que tiene en México 25,000 empleos directos sindicalizados, pero ante la negociación de contrato que realizan los sindicatos estadounidenses con la empresa, “no se vale que en sus propuestas los líderes sindicales de las United Auto Workers y de la AFL-CIO estén poniendo como condición el regreso de los empleos del sector automotriz a Estados Unidos, eso no se vale, ni se debe permitir, porque si permitimos será un precedente que se lamentará en la industria de esta rama del acero y automotriz las inversiones”.

Por eso, sostuvo, pedimos un arreglo decente y responsable, para que compitamos por las empresas con habilidades y capacitación.

Entrevistado al respecto, el subsecretario de Trabajo, Alfredo Domínguez Marrufo, dijo que por el momento sólo se tienen registrados algunos paros técnicos de General Motors, sobre todo de sus proveedoras en Ciudad Juárez, no así la cancelación de inversiones para disminuir las plazas de empleo como lo han demandado sindicatos de Estados Unidos.

“Los representantes demócratas han denunciado el dumping laboral, porque las empresas extranjeras que llegan a México pagan una cuarta parte de lo que gana un trabajador en Estados Unidos por hora, y todas las concesiones y subsidios, pero entendemos que es parte de las ventajas competitivas que se dan uno y otro lado de la frontera, por eso se pide que México dé mejores salarios y reducir la brecha salarial”, destacó Domínguez Marrufo.

El dirigente de Coahuila de la CTM añadió que a un mes de distancia hasta ahora no se ha despedido a ningún trabajador, “estamos en paro técnico y se negoció con la armadora. Pusimos como principio la salvaguarda del empleo; es decir, que no haya despidos de trabajadores y se negoció un pago de 55% de salario, con el respeto a 100% de las prestaciones y récord perfecto de asistencia para el efecto de reparto de utilidades”, concluyó.

Los paros y bloqueos dejarán de ser negocio: SE

Tras el bloqueo de 24 días en la mina Peñasquito, en Zacatecas, se llevarán a cabo las mesas de negociación para atender el problema de fondo, no sólo la demanda ambiental, sino la problemática de la comunidad para que los paros y bloqueos dejen de ser negocio, dijo el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga Fernández.

Entrevistado en el marco del primer aniversario de la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos y Metal-Mecánicos de México (Unasim), sostuvo que “se buscan establecer las condiciones para que no se repitan estos bloqueos. Ésta ha sido una mina que por años ha tenido los bloqueos que suceden una y otra vez en el año, y lo que pretendemos es establecer las condiciones para que no haya estos bloqueos”.

Cabe destacar que el paro de dicha mina, perteneciente a la Newmont Goldcorp, duró 24 días, de septiembre a octubre, por lo que la empresa ha demandado que se establezcan condiciones para volver a abrir la mina. En ese sentido, el funcionario de la Secretaría de Economía dijo que hay demandas legítimas de la población en términos ambientales, y que entonces se deben resolver en ese ámbito: “Se buscará, bajo la coordinación de la Secretaría de Gobernación, atacar las causas primeras”.

“Estamos desarrollando programas que tienen que ver con el desarrollo comunitario. El mismo enfoque se está aplicando en el sector minero. Estamos desarrollando protocolos y lineamientos que han funcionado en otros lados con minería ambientalmente incluyente”, agregó.

Estos mismos bloqueos que se han dado en otras industrias muestran la necesidad de establecer el Estado de Derecho. “Estamos trabajando con los distintos actores. Un bloqueo que sabe que no va a redituar y que no van a recibir un pago en efectivo, que muchas veces estos ambientalistas de ocasión hacen, este es el tipo de dinámicas que ya no vamos a apoyar y no vamos a permitir. En la medida en que esos bloqueadores se den cuenta de que no habrá pago y que dejó de ser negocio, se dará certidumbre”, concluyó.

[email protected]