El sector privado prevé un comportamiento negativo en el crecimiento económico de México para este año y con la expectativa de un panorama complejo para alcanzar los objetivos trazados por el nuevo gobierno.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) afirmó que la limitada inversión ha sido prácticamente la principal razón del estancamiento de la economía y de la escasa creación de la infraestructura productiva que sostenga la competitividad del aparato productivo.

El promedio de la expectativa de los especialistas del sector privado anticipa un nulo crecimiento para todo el 2019, aunque algunas estimaciones señalan una caída de 0.2% y la probabilidad de ello en diciembre siguió aumentando, refirió.

“La expectativa para el presente año sigue siendo compleja, sobre todo con un presupuesto aprobado que tiene un elevado contenido electoral, lo que puede ser un obstáculo para cumplir los objetivos del gobierno en materia económica”, advirtió el organismo aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Explicó que la reducción permanente de la pobreza requiere de la creación de empleos formales, por lo que se requiere urgentemente avanzar en aumentar la inversión productiva en capital físico de las empresas y en infraestructura pública, así como también en acciones que eleven el capital humano de la población, principalmente en salud y educación.

“Es fundamental, es el fortalecimiento del estado de derecho, que incluye el combate a la extorsión en varias modalidades que se han venido extendiendo en el país, así como el abatimiento de la inseguridad pública, que se ha convertido en un problema realmente serio (2019 fue el año más violento en la historia)”, alertó el CEESP.