Las tarifas eléctricas que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) carga a industriales y comerciantes se incrementarán en marzo en un rango de entre 8 y 17.2%, en comparación con el pasado febrero, lo que representa el mayor aumento mensual desde julio del año pasado, cuando rompieron una racha de 18 meses de descensos.

Las tarifas para el sector industrial aumentan entre 13.3 y 17.2%, mientras que para el sector comercial se elevan entre 8 y 12.1%, informó la CFE.

Por otra parte, el precio de la electricidad de uso doméstico de alto consumo (DAC) también mantiene su trayectoria alcista, con un salto de 8%, mientras que la tarifa de bajo consumo se mantuvo sin cambios.

La estatal eléctrica explicó que el ajuste tarifario está relacionado con el incremento anual de 92% que exhibió el precio del gas natural en febrero pasado. Estos precios (del gas natural) son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas , explicó la CFE.

Adicionalmente, el precio del carbón importado se elevó 119.1%, mientras que el del nacional subió 9.8 por ciento. En total, el impacto de estos aumentos en los energéticos se tradujo en un incremento de 94.6% en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar energía eléctrica de febrero del 2016 respecto a febrero del 2017 , detalló.

Casi 60% de la energía eléctrica que produce la estatal se genera mediante procesos que incluyen gas natural, ciclo combinado, turbogas y plantas de combustión interna, que utilizan carburantes como combustóleo o carbón.

Durante el 2015 y hasta junio del año pasado la caída en el precio internacional del gas natural empujó a la baja las tarifas eléctricas de la CFE, lo que las volvió competitivas contra los precios eléctricos en Estados Unidos, pero la reducción casi se ha borrado con el alza sostenida de los últimos meses.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Productor que reporta el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), los segmentos de electricidad industrial de media y alta tensión tuvieron en enero una inflación anualizada de 32 y 36%, respectivamente, mientras que el de electricidad comercial marcó un registro de 26.5 por ciento.

Industriales, en alerta

El encarecimiento de los insumos energéticos es un foco de preocupación para el sector industrial, que, luego de estancarse en el 2016, para este año prevé un crecimiento cero en el mejor de los casos, al sumarse la incertidumbre sobre la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estamos frente a una situación muy difícil para las empresas industriales: sus costos avanzan a un ritmo que supera considerablemente el dinamismo de los precios al consumidor , dijo hace unos días Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

En enero pasado la inflación general al consumidor fue de 4.72%, mientras que la inflación al productor tuvo un registro de 9.81%, lo que representó en ambos casos una aceleración considerable, pues en el mismo mes del 2016 los niveles eran de 2.61 y 3.91%, respectivamente, de acuerdo con datos del Inegi. (Con información de Karol García)

[email protected]

IFT